Rafael Amargo regresa con polémica a los escenarios

Aunque los problemas de Rafael Amargo (46) con la Justicia siguen abiertos, desde que en diciembre de 2020 fuera detenido en su domicilio de Madrid acusado por unos supuestos delitos de organización criminal y tráfico de estupefacientes, el bailaor ha regresado a los escenarios para estrenar Flamenco de salón.

Una nueva obra que, según el artista, está teniendo muy buena acogida por parte del público, pero que a él no termina de contentarle a nivel laboral, pues le resulta insuficiente, ya que desea llevar su talento más allá de las fronteras españolas y no le está permitido abandonar el país.

«Me han prohibido salir y me han quitado el pasaporte», ha asegurado Amargo, que culpa de esta situación que está atravesando desde hace siete meses al ministro del Interior, Grande Marlaska (59).

«He mandado un mail y no me responde, creo que eso es injusto porque tiene que atender a todos los ciudadanos de a pie».

La intención del artista es, tal y como ha explicado, trasladarse a la India para poder llevar a cabo un ambicioso proyecto:

«Voy a hacer una película en Bollywood, donde voy a abrir un mercado para que tantos actores vayan detrás de mí a una industria cinematográfica donde todavía no ha entrado ningún español».

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: