¿Por qué Rocío Carrasco tiene miedo a la querella criminal presentada por su hermana contra ella?

Hay una cosa que está muy clara, hay algo que es bien cierto, y es que Rocío Carrasco tiene auténtico terror a la querella que presentó su hermana por falsificación documental.
Pero… ¿Por qué tiene tanto miedo? ¿Por qué sigue negando una y otra vez tener constancia de la querella?
Hace días arremetía contra la realidad y se enfurecía contra todo aquel que habla de esta noticia.


De hecho, ha cruzado todas las líneas rojas, al atacar directamente al periodista Alberto Domenech, redactor jefe de La Vanguardia por haber publicado y difundido esta noticia.

ROCÍO CARRASCO contra la libertad de prensa

Pero lo más aberrante, lo más vergonzoso, es el odio que desprende Rocío Carrasco en cada una de sus intervenciones. Sin el más mínimo pudor conminaba a Albert Domenech a cerrar la boca. a no informar.

“Calladito estás más guapo”

¿Calladito? Para Rociíto y sus palmeros de Mediaset el estado de derecho, la libertad, los valores democráticos… para Rociíto todo eso no tiene ningún valor. Ella vive en su realidad paralela, donde solo se habla de lo que ella quiere y cuando ella quiere. Una realidad que atufa a la peor de las dictaduras.


En cualquier democracia a Rocío Carrasco la habrían propinado una enorme patada en el culo y no le habrían permitido aparecer en ningún medio de comunicación.

Se ha luchado mucho por la libertad de información en este país para que cualquier dictadora de medio pelo intente silenciar a la prensa.

¿El pecado de Albert Domenech? Hacer su trabajo. Informar. Sacar a la luz los hechos. Decir la verdad.

  "Sabado Deluxe" se baja los pantalones e invita a Raquel Mosquera

Antes esto, Rocío Carrasco se revuelve, amenaza y quiere poner la mordaza para silenciar a quienes informan de las cosas que a ella no le gustan.

Rocio Carrasco arremetió con insultos contra el Redactor Jefe de LA VANGUARDIA por informar sobre la querella criminal

 «Mira, vida, deja de ampararte en el paraguas de un periódico como ‘La Vanguardia’ para mentir. Deja de tener actuaciones misóginas con gente de mi equipo. Bueno, con nadie, pero con gente de mi equipo muchísimo menos. Deja de meterte con mujeres de mi equipo porque si una es la ‘barbie abogada’ o si la otra tiene dos carreras solo para mostrar la dentadura, deja de hacer semejantes gilipolleces y dedícate a investigar, que es lo que tienes que hacer. Y dedícate a informar a la gente, que es para lo que te pagan. Deja de hacer el ridículo. Ya quisieras tú una ínfima parte de la dignidad que tiene cualquiera de los que trabajan en este programa. (1)»

«En este país, cuando una persona pone una querella, hasta que no está admitida formalmente a trámite por el juzgado que le corresponda, la persona querellada no tiene conocimiento oficial. Si ha habido ‘incidencias procesales’, es porque, entre otras razones, no se la hayan admitido. Si el abogado ha tenido que recurrir, hasta que el recurso no esté formalizado, yo, Rocío Carrasco Mohedano, no voy a ser consciente de que tengo una querella.» Mirando a cámara, se ha dirigido al periodista: «No vuelvas a decir que yo miento. Mamá ni miente ni se calla».

  El otro gran negocio de Tamara Falcó

¿Qué teme Rocío Carrasco?

Aunque en un primer momento se negó a aceptarla, después llegó incluso a reconocer que sí, que es verdad, que tenía constancia de que la querella criminal se había presentado

¿Pero de qué tiene miedo Rocío Carrasco? Si meditamos un poco, la noticia no tiene tampoco mayor transcendencia.
Vale… ¿y?
Se ha presentado una querella… ¡Pues muy bien! Ya, si acaso, seguirá su curso.

¿Dónde está el problema?

¿Acaso Rocío Carrasco teme que se la pueda acusar de ser ella quien falsificó la carta o puede que tema que pueda demostrarse que fue ella la qué ordeno falsificarla?

No. Eso es muy difícil de demostrar. (dicen)

¿Seguro?

¿Presenta una carta falsa en la que se llegaban a imputar algunos posibles delitos a Jose Ortega Cano? ¿Por qué la presenta si nadie se la pidió? No se iba a mostrar en la docuserie. ¿Entonces?
¿Cuáles son los motivos? ¿Hacer daño? ¿Hacer callar a su propia hermana?
Y sobre todo. ¿Quién salía beneficiada con la existencia de esa carta?

Lo mismo no es tan complicado que un juez tenga indicios muy razonables de quien falsificó u ordenó la falsificación del documento presentado en los juzgados.
Lo mismo no es tan complicado

Blanco y en botella.

Por cierto, no perderos el video del Albert Domenech, en el que cuenta en primera persona todo este sinsentido de Rocío Carrasco.


(1) Lo mismo se refiere a los “miembros de su equipo” que están imputados en el Caso Luna

Deja un comentario