Pies suaves y sedosos también en otoño

Que las temperaturas hayan caído y hayamos guardado as sandalias en el fondo del armario hasta la próxima primavera no quiere decir que a partir de ahora debamos desentendernos de los cuidados de nuestros pies, ni mucho menos.

Y es que cualquier época del año es buena para lucir una bonita pedicura, aunque solo podamos disfrutar de ella cuando estemos en casa.

Estética aparte, evitar durezas y otras imperfecciones como callos es también necesario para no sufrir en el futuro otro tipo de problemas más graves otoño que puedan afectar a nuestra salud.

Por todo ello merece la pena prestarles un poco de atención. Además de llevar las uñas correctamente arregladas y pintadas en un tono de temporada o que te guste especialmente, invierte media hora a la semana en limar los talones y masajear todas las partes de pie.

Antes sumérgelos un rato en agua con un poco de sal y unas góticas de aceite esencial. Por último aplica una crema hidratante especifica para esta zona del cuerpo antes de ir a dormir y cuando te levantes.



Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: