Piel más bella con tomate

Más allá de ser un alimento muy nutritivo para el organismo, esta hortaliza cuenta con unos usos cosméticos estupendos gracias a sus magníficas propiedades. Descubre cómo utilizarlo para estar más guapa que nunca.

Seguro que el tomate nunca falta en tu dieta habitual y que lo consumes con frecuencia, pero ¿sabías que además de ser un alimento muy beneficioso para el organismo también puede ayudarte a lucir una piel más bella? Esta hortaliza cuenta con numerosas propiedades que la convierten en una gran aliada para estar más guapas. Tanto es así que sus usos cosméticos son de lo más variados.

ASTRINGENTE

Una de sus principales cualidades, en lo que a belleza se refiere, es que el tomate actúa sobre la epidermis como astringente. Por eso, se recomienda especialmente para tratar pieles grasas con tendencia acneica. Una mascarilla elaborada tan solo con la pulpa de este alimento es muy efectiva para mejorar el aspecto de los granitos y evitar su aparición.

ADIÓS IMPUREZAS

Por otro lado, también ayuda a eliminar las impurezas del rostro. Para ello, prueba a añadir un poco de tomate triturado a tu gel habitual y deja que actúe unos minutos antes de aclarar.

ILUMINADOR

Gracias a su contenido en vitamina C y ácidos varios, esta hortaliza también ayuda a iluminar el rostro y mantenerlo más joven. Coloca varias rodajas de tomate sobre el rostro, relájate y deja que haga su magia sobre la piel una vez a la semana. En un par de meses, empezarás a notar los resultados.

ESTIMULANTE

El tomate también nos puede ayudar a mejorar el aspecto de la celulitis y las estrías, ya que mejora la circulación. Para ello, tritura un par de tomates y aplícalos sobre las zonas a tratar con un guante de crin mediante suaves masajes circulares.

CON AGUACATE PARA HIDRATAR


Aprovecha los beneficios del tomate y el aguacate con esta mascarilla casera perfecta para hidratar tu cutis al mismo tiempo que evitas los brillos. Para conseguirla tan solo tienes que triturar ambos ingredientes y fusiona os bien. A continuación, aplica la mezcla sobre el rostro previamente limpio y deja que actúe durante veinte minutos. Retira con abundante agua tibia.

CON PEPINO Y LIMA PARA PURIFICAR


Si deseas eliminar las impurezas y toxinas de tu piel, aplícate esta mascarilla facial casera al menos una vez a la semana. Para elaborarla, tritura un tomate y medio pepino. Añade el zumo de una lima y mézclalo todo con la ayuda de una batidora de mano o vaso. Deja que se enfríe un par de horas en la nevera. Antes de usarla, mójate la cara y después distribuye la mascarilla con un pincel de maquillaje sobre el rostro, evitando la zona del contorno de los ojos. Después de un cuarto de hora retírala con un disco de algodón y agua micelar.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: