Pepe Navarro: Carta abierta a su hijo Alejandro

Pepe Navarro: Carta abierta a su hijo Alejandro

Tras las últimas declaraciones del joven, le propone hacerse la prueba de paternidad en tres clínicas distintas y le ofrece acudir a un notario si, como dijo, no quiere su herencia.

La guerra sin cuartel entre Pepe Navarro (70) e Ivonne Reyes (54) por la paternidad del hijo de la venezolana sigue sin tener tregua. Ahora ha sido el periodista el que ha intentado ponerse en contacto con Alejandro (22) mediante un burofax a raíz de la entrevista que el joven ofreció en una revista, en la que renegó de él.

En la carta, que según el cordobés se ha intentado entregar sin éxito tanto en el domicilio de la presentadora como físicamente a través de su abogada, quien la «rechazó», Navarro comunica al actor su decisión de acabar con este conflicto. «No puedo dejar pasar los acontecimientos que de forma pública haces en la entrevista, en aras de la verdad que desde hace tiempo persigo y tú deberías perseguir», empieza la misiva, en la que se lamenta «de algunas de las cosas» que ha referido sobre él.

Noticias en GATITAROSA >>>  La extraña muerte de Ivana Trump

«NO TE FIAS DE MÍ»

Además, el presentador admite que está dispuesto a ir con el joven a una clínica para saber si es o no su padre biológico, a pesar de que el Supremo lo confirmó en 2017, al negarse Navarro a una prueba. «Afirmas, harías las pruebas de paternidad en el Instituto de Toxicología, pero no en un centro privado, ya que no te fías de mí. No quiero que desperdicies tu ofrecimiento», asegura.

Para ello, le ofrece someterse a tres pruebas de paternidad: una en la clínica que decida Alex, la segunda donde proponga el andaluz y, por último, una tercera en otra «impuesta por alguien neutral». El otro punto importante del documento tiene que ver con la herencia del presentador, ya que el joven aseguro que no le interesaba su dinero y pidió a sus hermanos que se repartieran sus bienes en vida.

Ahora, Pepe ha recogido el guante y le recomienda que, si «realmente» no quiere nada de él, le acompañe a un notario para asegurar que, el día que él falte, no tenga acceso a su patrimonio. Así las cosas, la pelota está ahora en el tejado de Ivonne, quien, pese al último varapalo judicial, afirma que «seguirá luchando».

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: