Paz Padilla cuestionada en «Sálvame»: Muy cerca de abandonar el programa

La presentadora parece encontrarse cada vez menos cómoda en el espacio del corazón y no rema en la misma dirección que el resto del equipo, algo que ha desatado las criticas tanto, de sus compañeros como de los internautas.

Todos pasamos por diferentes etapas en el trabajo y parece que Paz Padilla (52) no está atravesando la mejor en Sálvame, programa al que lleva ligada desde 2009. Y es que, desde hace un tiempo, la presentadora no parece sentirse cómoda en el célebre espacio televisivo de las tardes de Telecinco, lo que con frecuencia se traduce en una actitud a la defensiva, según muchos de los seguidores.

A menudo, la gaditana no duda en mostrar su desacuerdo a la hora de tratar algunos temas del corazón y por ello ha llegado incluso a entrar en acaloradas discusiones con sus compañeros. Un comportamiento que varios colaboradores de Sálvame y muchos internautas han comenzado a cuestionada, llegando a preguntarse por qué sigue en él si le sobra el trabajo.

ESTÁ «DESUBICADA»

Una de las más críticas es Laura Fa (47), quien recientemente dijo que encuentra a Paz «desubicada». Un adjetivo que más tarde explicó en una entrevista: «Me refiero a que a ella muchas veces no le gustan cosas de la prensa del corazón y no las entiende. Son cosas que hacemos en el programa en el que ella trabaja y veo contradictorio muchas veces que, estando donde está, no sepa que la prensa del corazón funciona así».

Una opinión que surge a partir de diferentes momentos en los que Padilla se ha mostrado tajantemente en desacuerdo con la manera de obrar de algunos profesionales del sector. Instantes incomprensibles para sus colegas de plató, que no entienden su postura, ya que la consideran una manera de echarse piedras sobre su propio tejado.

«Muchas veces está en contra de la prensa del corazón, que es lo que nosotros hacemos y ella hace también en el programa que presenta. No puede ser que demonicemos algo de lo que vivimos. Hay que ser consecuente», sentencia Fa.

A ella se suma Gema López (50), que no dudó este verano en pedirle también un poco de coherencia después de que la gaditana criticara que la prensa publicara a las famosas en bañador, criticando, de paso, el trato que se les da. «Si las revistas son los Reyes Magos al lado de lo que hacemos nosotros aquí», le contestó López entre risas.

SU TARDE MÁS DIFÍCIL

A esto se le suma que Paz no parece dispuesta a remar en la misma dirección que el resto del equipo de Sálvame, que ahora vive sus horas más bajas, y no se muestra solicita a la hora de tratar temas que no son de su agrado o directamente no participa en los que la afectan a ella.

Buena prueba de ello fue la tarde en la que le mostraron un video de los sobrinos de Chiquito de la Calzada, fallecido hace cuatro años, en el que la criticaban duramente por no haber participado económicamente en la construcción de una estatua en su honor, pese a todo el cariño que asegura profesar al mítico humorista.

Y ella, en lugar de pronunciarse al respecto y defenderse, prefirió mantenerse callada y casi al borde de las lágrimas durante unos minutos que se hicieron eternos y ni tan siquiera la presión de sus compañeros consiguió que rompiera su silencio.

Sin duda un mal trago para la gaditana, pero también para los colaboradores del programa, que no acaban de entender la actitud de la presentadora. Sobre todo porque no es algo nuevo y está yendo a más con el paso de los años.

CONFLICTOS CONSTANTES

No en vano la primera vez que Padilla protagonizó un encontronazo en directo se remonta a 2010, cuando dijo entre risas que su hermana le había dicho que saliera de allí porque solo había «chusma». Una frase que más tarde aclaró, pero que provocó el enfado de colaboradores como Kiko Hernández (45). Tiempo después, en 2013, montó en cólera porque la dirección de Sálvame decidió hacerse eco de la publicación de unas fotos suyas en topless: «Me siento esclava de mi profesión», aseveré. Una sentencia sin duda premonitoria que podría explicar por qué sus conflictos en plato son constantes y por qué no esté cómoda en el programa. Y es que no hay duda de que ella se encuentra más a gusto en otros proyectos, como su obra ‘El humor de mi vida’ versión teatral del libro con el que rindió homenaje a su marido, fallecido en julio de 2020-, su tienda de ropa, No Ni Ná, o el negocio de representación de talentos que tiene con su hija, Anna (24).

PAZ PADILLA Y SU DESPEDIDA DE GOT TALENT

Paz no solo ha tenido conflictos con sus compañeros de Sálvame, con los que apenas mantiene relación fuera de plató, sino que, al parecer, su sintonía con Risto Mejide (46) en Got Talent no era nada buena.

Tanto que en su momento se habló de que ese podría haber sido una de las razones detrás de la salida de la humorista del talent show. También se comentó que su trato con el equipo del programa no era el mejor y que era complicado trabajar con ella.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: