Máxima y Guillermo de los Paises Bajos perseguidos por la polémica

La filtración de unas fotos de los reyes de Holanda disfrutando de sus lujosas vacaciones en Grecia desatan un año más las criticas, pero la Casa Real defiende su privacidad.

Máxima (50) y Guillermo (54) de Holanda, al igual que a nuestros monarcas, les encanta disfrutar de sus vacaciones privadas con sus tres hijas sin rendir cuentas a nadie. Así lo explicó el rey durante su posado oficial antes de comenzar su descanso estival, donde, sin desvelar el destino, aseguro que su viaje ideal era en altamar con su familia «sin seguridad y sin personal».

Sin embargo, la publicación de unas imágenes del matrimonio a bordo del lujoso yate que adquirieron el año pasado por dos millones de euros que ha hecho un periodista holandés en Twitter ha desatado la polémica alrededor de sus vacaciones de nuevo.

Y es que hace doce meses ocurrió lo mismo cuando se conoció la compra de la embarcación y salieron a la luz fotografías en las que disfrutaban de la bella vita griega en plena pandemia mientras el Gobierno holandés recomendaba a la población no salir ni mucho menos viajar.

UNA PETICIÓN CUESTIONADA

No obstante, la reacción de los Orange esta vez ha sido bien distinta. En lugar de pedir disculpas, la Casa Real se ha puesto en contacto con el periodista en cuestión para solicitarle que respete «la privacidad de los miembros de la familia real», retire las citadas imágenes y no publique más fotografías en situaciones privadas de ninguna otra manera.

Una petición que se ha hecho extensible a toda la prensa holandesa y que ha provocado numerosas críticas entre sus ciudadanos, para quienes los reyes están perdiendo puntos y popularidad a pasos agigantados. Tanto es así que Máxima y Guillermo regresaron a Ámsterdam para recibir al equipo olímpico naranja en un claro intento de calmar las revueltas aguas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: