Máxima de Holanda ya no es la favorita

Un amargo aniversario para Máxima de Holanda

Un amargo aniversario para Máxima de Holanda

Se han cumplido 20 años de su boda con Guillermo de Holanda, sin embargo, esta celebración se ha visto opacada por sus escándalos.

Un amargo aniversario para Máxima de Holanda

Máxima Zorreguieta (49) ha sido siempre muy querida por su naturalidad, espontaneidad y sencillez, estos elementos hicieron que consiguiese una gran popularidad en los Países Bajos. No obstante, esto no siempre fue así, al principio ni siquiera la reina Beatriz (83) la consideraba digna merecedora del trono. Afortunadamente para la argentina, poco a poco consiguió ganarse el respeto y la confianza de los holandeses.

Sin embargo, esos días ya pasaron y Máxima ya no es la favorita del pueblo. Su 20 aniversario con Guillermo (53) se ha visto empañado por la hostilidad de sus ciudadanos. La pareja ha ido cometido algunos errores que, para muchos, son inadmisibles para personas de la realeza y eso ha provocado que su popularidad caiga en picado.

Según los últimos sondeos realizados, la confianza de los ciudadanos en sus monarcas ha pasado del 76% al 46% en un único año y la satisfacción por su labor apenas alcanza el aprobado. Pero quizá lo más alarmante sea lo rápido que ha crecido el grado de insatisfacción hacia su labor, pasando de un insignificante 3% al 14%.

ERRORES IMPERDONABLES

Estas cifras son resultado de los escándalos que Máxima y Guillermo han protagonizado de un tiempo a esta parte y que tienen que ver con su ostentosa forma de vida.

Así, por ejemplo, en mayo la indignación creció hacia ellos al hacerse público que los 63 millones de euros que costaron las obras de remodelación de su palacio de La Haya se pagaron con dinero público. Y en agosto, en plena pandemia, no gustó que se fueran de vacaciones a Grecia y se fotografiaran con el dueño de un restaurante sin mascarilla. Aun así, en octubre volvieron a hacer una escapada pero, ante las críticas que generó este viaje, volvieron antes de tiempo y ofrecieron sus disculpas públicamente asegurando: «No somos infalibles».

Eran otros tiempos: Maxima de Holanda durante su visita a Portugal en el 2017

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: