Máxima de Holanda, en el punto de mira

La prensa de su país ha criticado duramente a la reina por vestir siempre de diseñadores extranjeros en lugar de apostar por las firmas patrias y, así, promocionarlas.

Aunque Máxima de Holanda (49) es una de las ‘royals’ más queridas por su simpatía y espontaneidad, también suele verse envuelta en sonados escándalos cada poco tiempo, y el último de ellos tiene que ver con su armario. Y no por su singular mezcla de extravagancia y sobriedad, sino por la procedencia de las prendas que lo llenan.

Una experta en moda holandesa ha sido la que ha puesto el foco sobre la soberana, asegurando que el 95% del presupuesto que destina a renovar su vestidor va a parar a firmas de ropa y complementos extranjeras. Algo que el resto de los medios holandeses han calificado de “indignante” y hasta “escandaloso” porque, según ellos, la esposa del rey Guillermo (50) debería apoyar mucho más la moda de su país luciendo las creaciones de diseñadores patrios y convirtiéndose en su mejor embajadora.

A falta de saber si Máxima tomara nota de estas críticas, lo cierto es que ella se mantiene fiel a unas pocas firmas. Para las grandes ocasiones suele decantarse por las belgas Natan y Fabienne Delvigne, creadores de sus vestidos y sombreros, respectivamente. Mientras que para asistir a los actos de su agenda diaria la argentina apuesta mucho por marcas más econémicas como H&M, Massimo Dutti o Zara. Algo que los medios holandeses si han sabido apreciar, al igual que el hecho de que a la reina no le importe repetir estilismo en varias ocasiones, dando así más de un uso a cada prenda, o que vaya cediendo parte de su vestidor a sus hijas, que parecen haber heredado su estilo y elegancia.

Para las grandes ocasiones la reina apuesta por dos firmas belgas: Natan que hace vestidos clásicos y recargados como a ella le gustan; y Fabienne Delvigne, creadora de casi todos sus característicos sombreros.



Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: