Marta, la mujer de Chelo, relata su pesadilla económica vestida con un look de 50.000 euros

Marta Roca, la pareja de Chelo García-Cortés rompió su silencio para relatar el problemón económico que tienen aunque lo hizo con un dineral en joyas y ropa…

La historia de Marta Roca y Chelo García-Cortés vuelve a tambalearse. Si la pareja por fin había logrado que los colaboradores de Sálvame se pusieran a su lado en los duros momentos económicos que están atravesando, todo podría volverse en su contra debido a un gesto que no supieron medir como toca. La pareja de la periodista decidió romper su silencio por primera vez en los 30 años que llevan juntas, aunque lo hizo de una forma poco meditada. ¿Se puede hablar de problemas económicos con muchos miles de euros encima? La pesadilla continúa…

 

Marta Roca, mujer de Chelo

Marta Roca se sentó por primera vez a conceder una entrevista. Un hito que nunca nadie hubiese imaginado, a juzgar por la protección que le ha dispensado Chelo García-Cortés durante los muchos años que llevan juntas. La colaboradora prácticamente no quería ni que se nombrase a su pareja, aunque la situación tan complicada por la que pasan ha hecho que todo tenga que cambiar de forma radical.

Problemas económicos

La mujer de Chelo habló sin tapujos y sin demasiado nervio del problema económico que viven y de cómo ha afectado tanto a su tren de vida como a su estabilidad emocional. Con depresión y tras haber tocado fondo, Marta se mostraba serena aunque preocupada por todo lo que estaba pasando. Eso sí, un detalle hizo que muchos no terminasen de entender nada.

Un look de 50.000 euros

Tal y como desgranó mila ximénez mila ximénez MILA XIMÉNEZ horas después, Marta se sentó a hablar de sus problemas con un look que fácilmente podría llegar a los 50.000 euros. La mujer de Chelo eligió un Rolex que, según la colaboradora, podría estar valorado en 40.000 euros, un cinturón de primera marca que rondaría más de 1.000 euros, zapatos de 800 y una americana que tampoco se quedaría corta. Y a eso hay que unirle el resto de joyas que llevaba encima.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: