Maria Teresa Campos se resiste a retirarse

Maria Teresa Campos se resiste a retirarse

Maria Teresa Campos se resiste a retirarse

La veterana presentadora muestra su lado más patético arrastrándose en entrevistas que ella entiende que deben ser homenajes a su carrera.

Las últimas intervenciones de María Teresa Campos en las que muestra su cara menos amable han tirado su reputación por los suelos, por lo que muchos creen que es hora de que se jubile, pero ella ni se lo plantea.
“Es esclava del qué dirán”, asegura Jorge Javier.

El sonado enfrentamiento entre Maria Teresa Campos (79) e Isabel Gemio (60) tras una tensa entrevista entre ambas Sigue dando que hablar y es que ellas mismas se han encargado de echar más leña al fuego ofreciendo sus respectivas versiones de lo ocurrido.

Sin embargo, mientras que la extremeña aseguraba compungida que con sus preguntas no traté de “ir a degüello” ni de “dejar mal” a la malagueña y que fue esta la que desde el principio “no estuvo positiva», la madre de Terelu (55) ha sido mucho mes dura y ni ha aceptado las disculpas de su compañera ni ha sentido compasión hacia sus légrimas, mostrándose im- placable.

“Ella misma se ha retratado, pero el mejor desprecio es no hacer aprecio, que es lo que quiere. Desde primera hora me di cuenta de que aquello era lo que era, ¡es que se le ve el plumero! Nada más recibirme me dice no sé qué de los 80 años y digo: ‘¡Qué buen recibimiento, la gilip…!’. Más mezquindad no existe. Lo he pasado muy mal», aseguré la periodista en ‘Sálvame’.

Sin embargo, estas duras palabras parecen haberle hecho un flaco favor a la ya maltrecha imagen de Maria Teresa, que de un tiempo a esta parte encadena una polémica tras otra por su fuerte carácter. Y, Aunque sus hijas siempre están al pie del cañón para defenderla, muchos de sus compañeros de profesión casi ni la reconocen y coinciden en afirmar que el verdadero problema de Campos es que desde hace ya varios años no logra encontrar su sitio, pero que, aun así, se niega a decir adiós cuando parece más que evidente que su carrera ha llegado a su fin.

REPITIENDO SU ERROR

De hecho, la tensa entrevista con Isabel Gemio ha recordado mucho a la que Maria Teresa protagonizó hace apenas tres meses con Jorge Javier Vásquez (50) y en la que perdió completamente los papeles, amenazando con irse de plató e insultandole sin miramientos.

De ahí que el presentador asegure:

“La gente que no la conozca se va a quedar con la idea de que esa es la Campos, con una imagen fea de ella”.

Además, el catalán cree que la actitud de esta ante Isabel se debió a una lucha de egos:

“La Campos no tolera que nadie quede por encima de ella en un plató, así que los presuntos comentarios ingeniosos de la Gemio le sabían a cuerno quemado. Pero ella tiene la veteranía suficiente para, ante situaciones de este tipo, escaparse. Antes de quedar así, te levantas y te vas”.

Pero Jorge tiene claro ‘que a Teresa hay algo que le puede mas:

“Vive esclava ‘del que dirán'”.

“El problema es que con su actitud parece estar consiguiendo el efecto contrario y los elogios con los que antes todo el mundo se refería a ella se están tornando en críticas. Para muchos, lo que Teresa no soporta es que ya no es la gran estrella de la televisión que durante tantos años fue y no se resigna a perder las riendas de y lo que sucede en el plato. De hecho, la actitud divertida, bromista y espontanea a la que tenía acostumbrada a la audiencia no la vemos desde que dejó de presentar ‘¡Qué tiempo tan feliz!’. La retirada de este programa, con el que seguramente pensaba jubilarse, fue un duro varapalo para ella y todavía hoy, casi cuatro años después, no lo ha superado. Quizá por eso aún suena con que le llegue un proyecto similar con el que poner el broche de oro a su carrera y se aferra a esta idea”, nos comenta J.J.VÁZQUEZ.

Sin cambiar de actitud en una pretendida entrevista-homenaje de EMMA GARCÍA.

La entrevista de EMMA GARCÍA a María Teresa Campos en Viva La Vida se planteo como una manera de lavar la maltrecha imagen de Maria Teresa Campos después de las dos anteriores.

Objetivo frustrado. La entrevista paso de la amabilidad a la tensión cortante en cuestión de segundos.
Porque a Maria Teresa no se le puede llevar la contraria en lo más mínimo.
La tensión se disparó hasta el punto que EMMA GARCÍA tuvo que interpelarla seriamente en un momento dado:

“¿Quién hace la entrevista, tú o yo?”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: