Hace cuatro años fue diagnosticado de una artritis psoriásica, una dolencia autoinmune y sin cura que le ha obligado a lucir guantes en el plató de ‘Sálvame’ para aliviar sus síntomas.

En las últimas semanas, la presencia de Kiko Hernández (44) en el plató de ‘Sálvame’ ha sido especialmente comentada y esta vez el motivo no ha sido ninguna de las informaciones que acostumbra a lanzar.

Tampoco tiene que ver con ningún encontronazo con sus compañeros, sino con un llamativo accesorio en su vestuario que no ha pasado inadvertido. Se trata de un par de guantes negros de comprensión a los que se ha referido abiertamente el propio Jorge Javier Vázquez (50). «Me aterrorizan», dijo el catalán. Con su discreción habitual, el colaborador prefirió permanecer en silencio y no desvelar qué problema le obligaba a proteger sus dos manos con este complemento.

LA DOLENCIA QUE AFECTA A KIKO HERNÁNDEZ EN SU DÍA A DÍA

Pero Kiko ya había hablado de ello anteriormente. Fue en 2017, coincidiendo con su viaje a Estados Unidos para asistir al nacimiento de sus hijas, Abril y Jimena (4), cuando desvelé la enfermedad que sufre.

«Me acaban de diagnosticar artritis psoriásica», revelaba en una entrevista haciendo referencia a esta dolencia autoinmune y sin cura que causa inflamación, calor, dificultad de movimiento y dolor en determinadas artiulaciones y cuyos síntomas encuentran alivio gracias a este tipo de guantes terapéuticos.

Abriéndose como en pocas ocasiones lo ha hecho, el madrileño explicaba como le estaba afectando a su día a día. «No puedo mover bien la mano derecha porque me dan pinchazos y tengo los dedos inmóviles. Reconozco que me da miedo que se me caiga una de mis hijas», aseguré sin ocultar su preocupación. Esta enfermedad también puede provocar lumbalgia, un dolor que le obligó en diciembre de 2020 a llegar hasta el programa en silla de ruedas.

Deja un comentario