Los Grimaldi en su gran día

CHARLENE FUE LA GRAN AUSENTE

La familia real monegasca se reunió para celebrar la fiesta nacional y los protagonistas fueron los pequeños Jacques y Gabriella con sus tiernos mensajes para su madre.

Si hay una fecha marcada en rojo en la agenda oficial de los Grimaldi, esa es sin duda la del Día Nacional de Mónaco.

Una celebración que este año ha reunido a todos los miembros de la familia a excepción de Charlene, que se encuentra fuera del Principado para recuperarse de su «profundo agotamiento físico y mental».

No obstante, a pesar de ser la gran ausente, la princesa estuvo muy presente gracias a sus hijos, Jacques y Gabriella (6). Y es que los pequeños, grandes protagonistas de la jornada, recordaron a su progenitora con unos carteles en los que se podían leer unos tiernos mensajes escritos por ellos junto a unos corazones:

«Te echamos de menos y te queremos, mami».

No hay que olvidar que, aunque estén con su padre y disfrutaron muy ilusionados de la compañía de sus tías, Carolina (64) y Estefanía (56), de sus primos y de sus respectivos hijos durante la fiesta, no dejan de ser unos niños que llevan medio año separados de su querida madre.

NO ES COVID-19 NI CÁNCER

Por su parte, cansado de especulaciones, Alberto (63) ha explicado en una entrevista que su mujer está ingresada en un centro de reposo fuera de Mónaco por su proceso de recuperación y que no tiene que ver con su matrimonio.

«No es covid-19, ni cáncer, ni nada relacionado con la cirugía estética. Tampoco es una cuestión de nuestra relación», ha asegurado sin dar más detalles. Unas declaraciones que no aclaran lo que le sucede a la princesa y que no han gustado algunos íntimos amigos de la exnadadora, que afirman que esta «casi muere» en Sudáfrica debido a su infección y a que lleva seis meses sin poder comer sólido por sus tres operaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *