Los frutos secos más sanos y beneficiosos

Un puñado diario de estos pequeños, pero portentosos alimentos enriquece nuestra dieta y puede obrar milagros en nuestra salud. Descubre cuáles no deberían faltar nunca en tu mesa.

Grasas saludables, omega-3, proteínas, antioxidantes, fibra, vitaminas B y E, minerales…

Los nutrientes que aportan los frutos secos al organismo son casi innumerables. Por eso, organizaciones como la OMS o la Fundación Española del Corazón recomiendan incluirlos en nuestra dieta habitual.

En concreto, aconsejan ingerir 50 gramos diarios. Y es que, a pesar de que también tienen bastantes calorías, su consumo moderado merece la pena con creces gracias a todos los beneficios que nos aportan. En especial, estos:

Almendras. Su aporte de calcio es enorme, por lo que los nutricionistas las recomiendan como complemento perfecto para evitar enfermedades como la osteoporosis. En esta labor también desempeñan un papel importante los piñones, muy ricos en zinc.

Pistachos. Gracias a la fibra que proporcionan son muy buenos para un buen tránsito intestinal. Al igual que las nueces, las reinas de los frutos secos, estupendas para combatir el estreñimiento.

Avellanas. Sus elevados niveles de ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados y de omega-3 hacen que este fruto seco, junto con las nueces y las almendras, sea un poderoso aliado para gozar de una buena salud cardiovascular y mantener el colesterol malo a raya.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: