Laura y Biagio, como “hermanos”

Laura Pausini y Biagio Antonacci han irrumpido en la arena musical con una enérgica colaboración: la canción ‘El valor de seguir adelante’, del último disco de la cantante, ‘Hazte sentir’. Se trata de un himno a la vida en la que ambos cantan a la resistencia, a la autoestima y a la superación.

En Lifestyle hablamos con ambos, por separado, sobre qué ha representado este proyecto y qué es la música y la cultura para ellos. El resultado es, para Pausini “una sorpresa”, mientras que en palabras de Antonacci, el proyecto suena como “una armonía” que llega desde una profunda amistad entre Laura y él. “Desde este proyecto se puede oír la estimación que nos une”, sintetiza. La admiración es mutua y a la hora de tirarse piropos no se quedan cortos. Para Laura, su compañero artístico es Biagio un amigo: “Es como un hermano para mí. Nos conocemos desde que empecé mi carrera y siempre ha estado cerca de mí , además de ser el autor de algunas de mis canciones más importantes. Compartir este proyecto con él ahora es como no trabajar, nos divertimos y nos sentimos bien juntos, nos parecemos un montón”. Además, destaca de su personalidad la sinceridad y la sensibilidad, hacia la vida, el amor, la figura femenina. Por su lado, Antonacci considera que Laura es una mujer muy fuerte y amable a la vez: “La conozco desde hace casi treinta años. Hemos trabajado juntos como cantante y autor algunos años y por eso la conozco muy bien. Ella para mí no es una colega, es una hermana”.

Pausini ha querido con este proyecto crear un espectáculo que sea fiel a su carrera y su forma de ser: “Y presentarnos al público, siendo 100% nosotros mismos y trasladando ese afecto mutuo que nos une en el escenario”. Asimismo, Antonacci considera que en este proyecto su aportación “es la de un amigo, de un familiar”, y que ha significado mucho para sí mismo. “Me comprometí a dar algo auténtico y verdadero y he puesto mi alma, mi corazón y sobre todo mi determinación”, sintetiza.

Cultura y música / Ambos coinciden en el terreno de la cultura y la comunicación, así como en la pasión por la música. Para Laura Pausini, la cultura es “lo que nos caracteriza como seres humanos, lo que forma nuestras raíces, de las cuales cada rama representa una forma diferente, un canal diferente a través del cual crecemos y aprendemos”. Ella considera que la música forma parte de la cultura en “una de las formas de cultura más difundidas en el mundo”. A juicio de Biagio Antonacci, la cultura es el conocimiento: “La cultura no es lo que se aprende estudiando. Es todo lo que hemos aprendido con nuestra experiencia y que nos guía en el futuro”. Mientras que Antonacci considera que ha creado música “para comunicar” con el objetivo fundamental de comunicar lo que siente, no solo lo que conoce, Pausini siente que su música es ligera y al mismo tiempo llena de mensajes positivos. “Siempre he cantado lo que sentía y siempre he estado atenta a lo que el público recibía de mis canciones. Canto al amor para siempre, pero sobre todo a la esperanza, a la importancia de creer en uno mismo y de defender los propios principios y sentimientos”, explica.

Inspirados por la vida / Las fuentes de inspiración son diversas en sus casos. Laura Pausini se siente inspirada por la vida: “No solo la mía, también la de los demás, y es por eso que la inspiración es constante”, aparte de considerar esencial encontrar siempre una parte de ella misma en lo que canta, para dar credibilidad a su interpretación. También Biagio Antonacci lo tiene claro, “Si una persona vive, una persona escribe. Si tu vives, nunca terminas tu inspiración”. Precisamente, la música fue para ellos un camino de la vida. Laura Pausini eligió la música por cómo le hacía y le hace sentir cantar y porque siempre le ha permitido expresar lo que lleva dentro. Por el contrario, Biagio Antonacci dice que ser cantante no se elige: “Yo no conozco la música y nunca la he estudiado. Todavía, canto. El canto nos elige”. No obstante, la música no resulta un camino fácil. Para quienes enfilan esta profesión desde el inicio le llueven los consejos. Para Antonacci, un cantante debutante tiene que ser valiente y seguro de sí mismo, aparte de tener respeto y humildad. Pausini considera que actualmente, el verdadero desafío es no ser engañado por el éxito inmediato, porque ya no hay barreras de entrada: “Hay redes sociales, talentos, canales como Youtube, y todo es positivo porque esto crea más posibilidades para que todos se conozcan, pero hacerse famoso tan rápidamente y convertirse en un fenómeno puede crear falsas esperanzas. El verdadero reto es mantener los pies en el suelo”. Ella no cambiaría nada de sus propios inicios: “Cada vez que me encontraba en situaciones que no sentía para mí cambiaba de camino, así que, gracias a mi obstinación, puedo decir que no me arrepiento de nada”. Por otro lado, Biagio cambiaría de sus inicios el hecho de empezar con más valor. “A veces, mis miedos e inseguridades me han parado. Cuando una persona sabe lo que quiere, tiene que demostrar valor y determinación”, considera el italiano.

La Razón

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: