Las descaradas preferencias de Isabel Pantoja

Lo que está bien claro y resulta evidente es que para ISABEL PANTOJA no es lo mismo Kiko que Chabelita.
Mientras que con Kiko se deshace en preocupaciones y no tiene reparo en llamar a cualquier programa para decirle cuanto cuanto cuanto lo quiere y lo adora, Chabelita vive de las migajas de Isabel.
Chabelita es como un perrito que se va a comprar a una tienda y se lleva a casa como un capricho.
Después el perrillo ladra y nos molesta y no resulta todo el mono y cariñoso y bonita que se esperaba.

¡Bueno! Y se mantiene porque… ¡no lo vas a dejar abandonado en cualquier carretera!
Miau. Eso es lo que pienso.
¿ Y vosotros?

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: