La verdad sobre el dolor de Blanca Fernández Ochoa

La verdad sobre el dolor de Blanca Fernández Ochoa

La verdad sobre el dolor de Blanca Fernández Ochoa

La familia Fernández Ochoa ha desvelado en un documental sobre la deportista que padecía un trastorno de bipolaridad que le diagnosticaron muy tarde. «Me tranquiliza que haya dejado de sufrir», confiesa su hermana Lola.

A finales de este verano se cumplirán dos años de la triste muerte de Blanca Fernández Ochoa en La Peñota, en la sierra de Guadarrama, y con este motivo se ha estrenado un documental sobre su vida, en Movistar +, en el que han participado su familia y sus amigos recordando tanto sus luces como sus sombras. Así lo reflejan explicando que Blanca fue la primera medallista olímpica española y toda una estrella del esquí, pero le costó encajar en el mundo tras retirarse de la competición. Su familia también ha desvelado que sufría un trastorno de bipolaridad que le fue diagnosticado muy tarde. Una enfermedad que al principio se confundió con una depresión y a la que le pusieron nombre tras un primer intento de suicidio:

Cuando estaba medicada, iba un poco zombi y a ella no le gustaba estar así. Cuando empezaba a estar bien, dejaba la medicación y la bajada era terrible […] como si conduces un coche sin volante.

Ese dolor terminó con su adiós desde la montaña que la vio crecer, dejando a España enmudecida y a su familia devastada. Además de sus innumerables logros deportivos, su hermana desea que sea recordada por su enorme humanidad y corazón y por su sentido del humor, que le hacía incluso «reírse de sus penas».

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: