La reina Letizia: Triunfa durante el día y brilla por la noche

La reina ha vuelto a demostrar su versatilidad y capacidad de adaptacién deslumbrando con lasjoyas de la Corona durante una cena en palacio y viajando en autobds con el rey, recordando asf sus orígenes humildes.

Poco a poco, el brillo y el ‘glamour’ de antaño van ganando terreno a la sobriedad que se había apoderado del Palacio Real durante la pandemia y, como en los cuentos de hadas, la reina ha sido la gran protagonista.

Y no es para menos porque para la primera cena de gala que se ha celebrado en dos años -ofrecida en honor del presidente de la República Italiana doña Letizia (49) ha tirado la casa por la ventana.

Así, además de estrenar un impresionante vestido negro largo de la firma Giorgio Armani que resaltaba su magnífica figura, sacó del joyero real algunas de las piezas más espectaculares que hay en él, como son la tiara rusa, el collar y la pulsera de chatones y un broche de perlas y diamantes sujeto a la banda verde y roja que simboliza la Orden al Mérito de la República Italiana. Durante la velada, tanto doña Letizia como don Felipe (53) ejercieron de perfectos anfitriones para Sergio Mattarella (80) y su hija Laura (52), a los que esa misma mañana habían recibido en el Patio de Armas del Palacio Real.

Para ese evento de mañana, la reina recupero de su fondo de armario un vestido de ‘tweed’ que ya había lucido en otras ocasiones, pero esta vez le dio un aire nuevo al combinarlo con una capa en tonos piedra. Un conjunto muy aplaudido y que vuelve a poner de manifiesto que la esposa de don Felipe sabe elegir siempre el ‘look’ apropiado para cada ocasión.

LA REINA LETIZIA CERCANA Al PUEBLO

Pero su versatilidad no se ciñe solo a su vestuario, sino también a su forma de actuar, ya que la soberana tiene una capacidad innata para adaptarse a todas las situaciones. No en vano muy pocas personas serian capaces de desenvolverse con igual soltura brindando con un jefe de Estado en un palacio que charlando animadamente con ciudadanos de a pie mientras viaja en autobús. Y es que apenas un día antes de la recepción al mandatario italiano, don Felipe y doña Letizia quisieron conmemorar el 75.° aniversario de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) realizando una parte del trayecto de la línea 1. Una experiencia de la que ambos disfrutaron mucho, en el caso de don Felipe porque, según reconoció, era la primera vez en su vida que montaba en autobús, y en el de Letizia, porque le trajo muy buenos recuerdos.

«Yo he cogido el 53 y el 54 toda mi vida porque llevo aquí desde los 14 años y vivía en Parque de las Avenidas», comentó divertida.

Además, esta singular jornada dejó varias anécdotas, como el pequeño golpe que se llevó el rey al chocar con la puerta del autobús debido a su altura, o el revuelo que se formó cuando parecía que la reina se había sentado en las rodillas de su marido. Aunque luego se vio que no había sido así, lo cierto es que los reyes se mostraron muy cariñosos y cómplices en todo momento. Y también muy atentos con algunos de los sorprendidos y emocionados viajeros que compartieron parte del trayecto con ellos, con los que no dudaron en fotografiarse.

«Cuando van a un sitio, saben a donde van», destacé el alcalde de Madrid, que compartió viaje con ellos y ensalzó su cercanía y capacidad de adaptación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *