La Reina Letizia arrasa con su estilo en el 2021

La esposa de Felipe VI ha pasado de la sobriedad y el clasicismo al glamour de antaño, con el que brilló en Suecia en un año en el que ha apostado de lleno por la moda española, el reciclaje de su fondo de armario y la naturalidad.

Letizia (49) vuelve a coronarse un año más como la reina más estilosa de todas las monarquías, y no solo por su fondo de armario, que es de los más copiados y buscados, sino por la capacidad innata que tiene de adaptarse a los tiempos y a cada ocasión como se merece.

Algo de lo que ha dado buena muestra en el año que dejamos atrás, en el que ha pasado de la sobriedad y el clasicismo al ‘glamour’ y la elegancia que no veíamos desde hace tiempo. No en vano la pandemia ha marcado la vida de todos, incluida la de la reina, que se ha volcado más que nunca en las causas humanitarias y solidarias trasladando su mensaje con el altavoz de su palabra y también mediante sus estilismos, consciente, muy a su pesar, según asegura su entorno, de que es uno de los aspectos más comentados, y al hablarse de ellos también se cite el acto y el contexto en el que los ha lucido. Esto es lo que la ha convertido en una de las reinas más influyentes de las monarquías europeas, ya que, además de desempeñar su trabajo de forma impecable, promociona como nadie la marca España a través de la moda, y su fondo de armario es de los más envidiados, copiados y aplaudidos. Por ello, todas las prendas que luce y que tienen un precio razonable se agotan en pocas horas en las tiendas y webs.

Lo cierto es que hace años que es un referente de estilo y el 2021 no ha sido una excepción. Así, comenzó el año con ‘looks’ sobrios y austeros, de colores apagados y neutros, mimetizándose de algún modo con la situación que se vivía, tanto sanitaria como económica, y reciclando la mayor parte de sus prendas. Pero poco a poco ha ido dando pasos hacia la normalidad y apostando muy fuerte por las pequeñas firmas españolas, convirtiéndose en su mejor embajadora y reclamo. Esta, era, precisamente una de las críticas que recibía la soberana en el pasado, ya que al principio de su reinado optó mayoritariamente por diseñadores extranjeros y por marcas ‘low cost’ españolas.

Algo que ha cambiado radicalmente, ya que en los últimos meses ha puesto en valor el gran trabajo de pequeños costureros patrios, que han logrado darse a conocer a través de las prendas que ha lucido la soberana.

EMBAJADORA ÚNICA

En estos meses, la esposa de Felipe VI (53) también nos ha devuelto la ilusión brillando vestida de gala en Suecia como en los cuentos infantiles, mostrándose más reina que nunca y recuperando la pompa y el boato perdidos con la pandemia. Esta ha sido una de las claves de la revalidación de su triunfo, ya que el viaje al país nórdico se recordará por los estilismos que lució en cada acto y que enamoraron a la prensa española y también a la sueca, que la llevó a sus portadas con titulares como estos: «Letizia deslumbra» o «La reina española destaca con su elegancia».

En su maleta no faltaron las firmas españolas, como un vestido de la marca sevillana Cherubina, cruzado y en un favorecedor color verde azulado, o una diadema turbante con una flor de la misma marca. También lució un diseño rosa con flores bordadas en relieve de Pedro de Hierro, y se protegió del frío con un abrigo de Carolina Herrera. Pero si por algo llamó la atención fue por el guiño al país anfitrión luciendo en la cena de gala un vestido de la línea sostenible de H&M, firma sueca, conjuntado con su tiara más valiosa: la Flor de Lis. Letizia reivindico de este modo su estilo más personal combinando el máximo lujo de una joya ancestral con un vestido de una marca popular. No en vano la reina fue la primera ‘royal’ en combinar con acierto firmas exclusivas con otras asequibles, pero hasta ahora nunca se había atrevido a hacerlo en una cita de gala.

PEQUEÑOS DISEÑADORES

El 2021 ha marcado un antes y un después para muchos diseñadores españoles, ya que ha sido el año en el que Letizia lució una de sus prendas y les dio a conocer en toda la geografía española y en el extranjero impulsando sus ventas. Este gesto ha sido muy aplaudido, porque de otra manera no podrían competir con marcas grandes o internacionales.

Este apoyo a la moda española es otra de las claves del éxito de Letizia. Una senda que comenzó con el imponente mono con volantes en las mangas de Inés Domecq, un diseño de The IQ Collection en dénim blanco perfecto con el que sorprendió en primavera en Fitur. Desde ese momento no ha dejado de promocionar nuevas marcas de moda española capitaneadas, en su inmensa mayoría, por mujeres.

Muy aclamado también fue el diseño étnico de Michonet que llevó para presidir un encuentro sobre digitalización. En esta ocasión quiso adaptar su vestuario al tema tratado y opté por esta marca que triunfa en Instagram entre las influencers. De punto y con estampado de rayas multicolor, logró sacar su versión más bohemia.

Hay que destacar que por primera vez ha elegido a pequeños diseñadores patrios para eventos de gran calado, dejando a un lado a su diseñador de cabecera para este tipo de actos, Felipe Varela, que desde 2004 la vestía siempre en dos de los actos institucionales más importantes. Así, el día de la fiesta nacional estreno un elegante y sencillo vestido en color azul cielo. Un diseño de Maria Barragán, una firma española de novias e invitadas que hace trajes a medida. En el vestido de la reina destacaba un drapeado lateral marcado con un cinturón de hebillas plateadas.

Y en los Premios Princesa de Asturias estreno un voluminoso vestido negro de la firma española The 2nd Skin Co, rompiendo con la tradición de ser fiel a Varela, Lo cierto es que son muchas las firmas españolas de moda, calzado y complementos que ha promocionado, como Galcén, On Atlas, Psophia, Is Coming, Dear Prudence o Maria Malo, entre otras, y todo parece indicar que a estas se sumaran muchas más en 2022. Sin dejar de lado, como no, a sus marcas ‘low cost’ habituales, como Mango, Zara, Uterque o Massimo Dutti, que llenan su fondo de armario.

PERFECTO, REPITIENDO

Pudiera parecer que Letizia no repitió modelitos, pero si lo hizo desempolvando de su armario prendas que no se ponía desde hacía 15 años y otras más iónicas y versátiles. Su regla en estos casos es cambiar siempre los complementos para darle un aspecto diferente a su ‘outfit’.

Entre sus favoritos siguen estando sus ‘stilettos’, con un tacón mínimo de 10 centímetros, y los bolsos de estilo cartera de mano. Fuera de las cenas de gala, en 2021 optó por no llevar joyas o lucir piezas discretas y que ya formaran parte de su joyero, siendo el anillo dorado de la diseñadora Karen Hallam y que le regalaron sus hijas su favorito y el que más ha usado. Igual de sencilla ha sido en sus peinados, donde han reinado la melena suelta, los moños y las coletas. Y, un año más, su armario nos deja varios misterios estilísticos. Diseños muy aplaudidos que ha repetido y de los que se desconoce el origen, haciendo del enigma otro aliciente más sumado a su estilo personal y arrollador que ha conquistado al mundo entero.

La Reina Letizia asiste a la Reunión Anual de Directores del Instituto Cervantes

Los Reyes de España asisten a la XVI Gala del Comité Olímpico Español

La Reina Letizia abre el Instituto Cervantes en Dakar

Los reyes de España conmemoran el 70 aniversario de ASALE

La reina Letizia celebra el 75 aniversario de UNICEF

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *