La reina Leticia. Una reina cariñosa

Felicitó al rey con un espontáneo y efusivo abrazo tras recibir la Medalla de Honor de Andalucía, demostrando lo unidos que están tras diecisiete años de matrimonio.

La reina Letizia (48) no suele prodigarse en gestos demasiado cariñosos con su marido en público, pero hizo una excepción durante la primera entrega de la Medalla de Honor de Andalucía en el palacio de San Telmo de Sevilla. Un reconocimiento que recibió el rey, que también presidía la ceremonia, y que su esposa celebré de manera efusiva. Y es que la reina no pudo contenerse y se acercó hasta Felipe para darle un espontáneo abrazo de felicitación en cuanto el presidente andaluz, Juanma Moreno (51), le colgó la insignia del cuello. Letizia incluso se permitió la licencia de tocar con afecto la medalla sobre el pecho del monarca, demostrando todo el orgullo y amor que siente por el padre de sus hijas. Él, por su parte, le pasó el brazo por la espalda hasta llegar a la cintura. Sin lugar a dudas, una imagen muy aplaudida de enorme naturalidad que prueba lo unidos y enamorados que están después de diecisiete años de matrimonio. No obstante, esta no es la primera vez que la reina muestra su alegría cuando Felipe recibe un premio. Sin ir más lejos, ambos se dieron un beso en la mejilla cuando fue galardonado con el World Peace and Liberty Award en 2019.

El SECRETO DE SUS BRAZOS

Su cariñoso gesto no fue lo único que sorprendió durante la breve visita a la capital hispalense. Los tonificados brazos que se podían apreciar perfectamente gracias al vestido azul cielo sin mangas que lucia también llamaron mucho la atención. No es para menos, ya que la consorte puede presumir como pocas de tener unas extremidades superiores propias de la mejor de las gimnastas, sin un atisbo de grasa o flacidez. Para conseguirlo, Letizia sigue una estricta alimentación en la que ha eliminado casi por completo la ingesta de azúcares, responsables directos de un envejecimiento prematuro de la piel y de la pérdida de elasticidad. Además, la madre de Leonor y Sofía (14) trabaja con esfuerzo toda la musculatura para fortalecerla. En concreto, practica con asiduidad yoga, bicicleta estética y zumba. Asimismo, ejercita los tríceps, bíceps y los hombros con una rutina específica. El resultado, como se puede apreciar cada vez que los deja al descubierto, son unos brazos de 10 más tonificados que nunca pasan inadvertidos, incluso para los medios extranjeros, que la mencionan habitualmente.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: