La muerte de José María Iñigo a juicio

La muerte de José María Iñigo a juicio

La muerte de José María Iñigo a juicio

Su viuda y sus hijos continúan el litigio iniciado por el presentador para demostrar que su fallecimiento se produjo por un tumor causado por una intoxicación de amianto cuando trabajaba en TVE.

Este próximo mes de mayo se cumplirán tres años de la muerte de José Maria Íñigo, uno de los presentadores más queridos de nuestro país. El gran comunicador falleció a consecuencia de un mesotelioma pleural que fue diagnosticado en 2015. Es un tumor muy poco frecuente que todos los expertos asocian exclusivamente a la intoxicación por amianto. Fue entonces cuando el comunicador comenzó a investigar sobre ello y descubrió que se trata de un proceso muy lento, de décadas, que pudo iniciarse durante su etapa en el Estudio 1 de Prado del Rey, en Pozuelo de Alarcén, a mediados de los sesenta.

Sabedor de que ese plató y otros donde había trabajado durante años habían sido desamiantados y derribados por el riesgo generado por este componente que se usaba para aislar acústicamente, Íñigo se puso en contacto con la dirección de RTVE para ver de qué manera podía afrontar esta situación. La respuesta del ente fue que la única alternativa para reclamar el reconocimiento de enfermedad profesional era que demandara a la cadena, algo que finalmente decidió hacer. El tumor avanzó y terminó sus días sin que se hubiera iniciado el litigio.

OPTIMISTAS SOBRE El FALLO

Fue el pasado 21 de enero cuando, tras varios aplazamientos, se celebró en Madrid el juicio oral en el que su segunda mujer, Pilar Piniella, los dos hijos que tuvo con esta, José Maria y Pilar, y los otros dos de su primer matrimonio con Josette Nahmias, Daniel y Eduardo, pudieron cumplir el último deseo de Íñigo.

La abogada de la familia, Andrea Peiró, se mostraba satisfecha por como había ido la vista y era «optimista» sobre el fallo, ya que dos trabajadores -un técnico y un electricista que trabajaron en la cadena pública- han visto reconocida su situación.

Durante el juicio, que ha quedado visto para sentencia, la defensa de TVE intentó demostrar que el amianto no afectaba a los presentadores, mientras que el objetivo la defensa del bilbaíno era «acreditar que el amianto que existía en TVE es el responsable de la enfermedad». Tras años de lucha, ahora solo queda esperar para saber si la Justicia terminara dando la razón a la familia de Íñigo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: