La dura decisión de Isabel Pantoja

No están siendo días fáciles para ISABEL PANTOJA. No es la primera vez que la tonadillera se rompe en la isla, y por el mismo motivo, pero la durísima tormenta que han soportado los cayos en estos últimos días y los enfrentamientos con sus compañeros han hecho que su estado de ánimo caiga en picado.

En la recta final del concurso, ISABEL PANTOJA ha vuelto a caer en la nostalgia y no ha podido reprimir las lágrimas al acordarse de su familia. “Mi gente…”, ha dicho mientras lloraba y lloraba.

Su gran amigo en la isla, OMAR MONTES, y Dakota han intentado animarla. “Isabel no te me vengas abajo en esta recta final”, le ha dicho Omar. “Quiero ver a mis niños y a mi madre, sé que están sufriendo seguro”, ha gritado ella.

Isabel se ha refugiado en el álbum que tiene con recuerdos de su familia en la isla. “Esto es lo mío”, ha confesado. Y luego ha enviado un mensaje: “Mis lágrimas no son por ellos -refiriéndose a su bronca con Albert y Mónica- son por mi gente”.

La artista, cansada de estar mal, y a causa del dolor que siente por la actitud de sus compañeros ha tomado una determinación: “No quiero saber absolutamente nada de ellos, y no voy a cocinar más”.

Lecturas

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: