La duquesa de Cambridge cumple 40 años en su mejor momento

Gracias a su naturalidad, su compromiso y su cercanía, la mujer del príncipe Guillermo se encuentra afianzada como uno de los Windsor más queridos y la gran favorita para ser la próxima reina consorte.

Kate Middleton, la mayor joya de la corona

De manera natural y sin aparente esfuerzo, Kate Middleton se ha convertido con el paso del tiempo en la gran joya de la Corona británica. Tanto es así que acaba de cumplir 40 años siendo uno de los miembros más valorados y queridos de la familia de los Windsor y, sin lugar a dudas, la favorita para ser la próxima reina consorte, muy por delante de su suegra, Camila (74). Y no solo porque su esposo, el príncipe Guillermo (39), es el candidato ideal para muchos británicos para heredar el trono de su abuela, la reina Isabel II, sino porque se ha ganado con creces el cariño y la simpatía del pueblo por muchos y variados motivos.

GRAN ENCANTO PERSONAL

Entre las cualidades que más aprecian los ciudadanos de Kate destacan, sobre todo, su gran encanto personal, su eterna sonrisa y su enorme cercanía. Atributos que nunca faltan en cada uma de sus apariciones públicas ni en aquellos momentos íntimos y familiares que comparte de vez en cuando en su cuenta oficial de Instagrarn, donde, más de demostrar una gran sensibilidad, también confirma su talento para la fotografía. Pasión que la llevó el año pasado a publicar su primer libro, ‘Hold Still’, con el objetivo de recaudar dinero para la pandemia.

No en vano, las causas justas y solidarias son también una constante en su día a día y no hay semana que pase en la que la duquesa de Cambridge no las incluya en su agenda oficial, que cada día que pasa es más intensa. Y es que no hay duda de que, debido al coronavirus, tanto ella como su marido han dado un importante paso al frente como representantes de la Corona. Y lo han hecho con nota de sobresaliente.

Noticias en GATITAROSA >>>  El posado de Charlotte por su séptimo cumpleaños

Un hecho que no ha pasado inadvertido para nadie y mucho menos para su majestad, que confía plenamente en ellos.

HONESTIDAD Y EMPATÍA

Precisamente, otro de los aspectos que hacen que Middleton sea uno de los miembros más apreciados de la familia real británica es su firme compromiso con la monarquía, sin olvidar su profesionalidad, su honestidad y su capacidad para ponerse en el lugar de los demás y comprender los problemas de la gente, compartiendo los suyos propios de una manera muy poco usual entre los ‘reyes’, pero que, sin duda, logra conectar muy bien con el pueblo.

Buen ejemplo de ello han sido sus confesiones, muy sinceras y naturales, de cómo habían afectado a su salud mental los pospartos o el confinamiento. Asimismo, otro de los factores que explican por qué la duquesa de Cambridge es una de las grandes joyas de la Corona es que, al igual que la añorada Lady Di, sabe brillar con luz propia, pero, al contrario que la madre de su marido, no eclipsa a su esposo, sino que forma un equipo perfecto con él. Cualidades que la convierten en la futura reina consorte ideal, carismática y destacada, pero, al mismo tiempo, muy consciente de su papel en la institución.

Noticias en GATITAROSA >>>  El lado oscuro de Guillermo de Inglaterra

UN ESTILO MUY ACERTADO

Por otro lado, Middleton también conquista por su estilo, siempre acertado. Y es que la nuera del príncipe Carlos (73) tiene el don de saber adaptarse a cualquier situación y evento también a través de sus ‘looks’. Y lo mismo luce ropa deportiva o de ‘sport’ para ir al campo o dar unas patadas a un balón de futbol que lleva elegantes vestidos de corte ‘lady’ para una recepción oficial o modelos chics y elegantes para deslumbrar en fiestas y galas.

Por último, sin lugar a dudas, lo que más encandila de la duquesa es su faceta de enamorada esposa y madre amorosa y entregada con George (8), Charlotte (6) y Louis (3), pero también moderna y muy divertida con ellos.

Y, por si esto fuera poco, se lleva bien con todos los Windsor, con quienes a menudo ha ejercido de pacificadora. Y es que parece que nadie es inmune a los encantos de Kate.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: