Kiko Rivera: Un cumpleaños en horas bajas

Tras ver a su hermana llorar y decir que no puede perdonarle por como habló de ella el DJ se muestra arrepentido e insiste en que sus disculpas son sinceras. «Mi cabeza no está bien», reconoce.

Dicen que con el paso del tiempo se gana en sabiduría, experiencia y templanza, pero a sus 38 años recién cumplidos, Kiko Rivera sigue haciendo alarde del carácter impetuoso de su juventud, que le ha colocado ahora en una situación muy delicada.

La polémica entrevista en la que atacaba sin piedad a su hermana y a su madre se ha vuelto en su contra y le ha amargado uno de los días más felices de su vida. El DJ cumplió años el 9 de febrero, pero entre las muchas felicitaciones que recibió ninguna fue de Isabel (65) o Isa Pantoja (26). Tampoco ninguno de sus familiares acudió a la fiesta sorpresa que le organizo su mujer, Irene Rosales (30), que es la única que sigue a su lado y que le dedicó estas palabras en sus redes: «Prometo estar siempre a tu lado, ayudarte y quererte».

Noticias en GATITAROSA >>>  Anabel y Yulen, un romance en entredicho

UN PERDÓN «DE VERDAD»

Y, aunque este apoyo incondicional esté siendo muy importante para Kiko, él mismo reconoció en ’Sálvame’ que le hubiese gustado recibir una Hamada: «He echado de menos a mi madre, a mi hermana…

Lo entiendo, pero uno no es de piedra y en ciertos momentos te acuerdas de los tuyos, que lo son por muy mal que te lleves». Sin embargo, ambas siguen muy dolidas por las declaraciones que el DJ hizo en una revista y que han dejado destrozada a Isa: «I.o que ha hecho ha sobrepasado todo y a mí me ha dejado sin fuerzas.

Lo único que me sale es llorar o decir que no le perdono». De ahí que no haya contestado a los mensajes que el DJ la ha mandado, y es que cree que sus disculpas solo son de cara a la galería, algo que él niega: «Mi perdón fue de verdad». Además, ha justificado sus palabras reconociendo que no está en un buen momento:

Noticias en GATITAROSA >>>  David Beckham, de escapada con "su chica"

«Yo también tengo sentimientos. Llevo año y medio bastante jodido, en el que mi cabeza no está del todo bien». Y su situación podría empeorar si Isa sigue adelante con sus planes de demandarle por sus palabras.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: