Kiko Matamoros muestra su peor cara

Kiko Matamoros muestra su peor cara

El colaborador se ha convertido en el más odiado de Cayos Cochinos por sus constantes broncas y sus malos modos y faltas de respeto, algo que tampoco ha gustado a sus compañeros de programa, quienes creen que actúa «con inquina».

A pesar de ser uno de los favoritos para llegar a la final de ‘Supervivientes’, las broncas de Kiko Matamoros (65) con sus compañeros están enturbiando (y mucho) su paso por el concurso. Y es que, si bien llegó a Honduras en son de paz, según han ido avanzando las semanas y escaseando los alimentos, el tertuliano ha empezado a mostrar un comportamiento que, para muchos, deja mucho que desear y que está menoscabando la imagen de hombre fuerte y educado que muchos tenían de él.

Una de las primeras en ser víctima de ese fuerte carácter fue Anabel Pantoja (35), con quien Kiko no ha dejado de protagonizar sonados enfados. Sin embargo, con quien, para muchos, sobrepasó todos los límites fue con Mariana (31).

Hecho una furia, el madrileño arremetió contra la modelo haciendo alusión a sus orígenes: «Vergonzoso España. Un país que te ha abierto las puertas para darte una oportunidad. Vergonzoso tu país».

La respuesta desde plató no se hizo esperar y el mismísimo Jorge Javier (51) le reprochó duramente su actitud: «Creo que tu comentario está absolutamente fuera de lugar, Kiko, y es muy impropio de ti. Es clasista y xenófobo».

«SACO DE CUERNOS»

Pese a la dureza de sus palabras, lo que llama la atención es que esta confrontación no ha sido la única salida de tono, del padre de Laura Matamoros (29).

Noticias en GATITAROSA >>>  El incierto futuro de Anabel Pantoja

A Alejandro Nieto (32) le tachó «de saco de cuernos» y se atrevió a calificar los chistes de Juan Muñoz (56) como «muy malos» asegurando, sin ninguna empatía, que le daban «vergüenza». Y, aunque al principio gozaban de su simpatía, de sus ataques furibundos tampoco se han librado Ignacio de Borbón (21) y Nacho Palau (51), que ha pasado a ser su mayor enemigo en cuestión de horas.

«Qué falso eres. _ _ Es un tío que le he respetado por sus hijos y me he callado», ha explotado Kiko contra el ex de Bosé (66), tildándole de ser un manipulador.

REPROCHES AL UNÍSONO

Mientras los espectadores han estado perdonando esta actitud, que muchos consideran más ‘gamberra’ que maleducada, y le han ido salvando semana tras semana, quienes se están mostrando cada vez más críticos con él son sus compañeros de cadena.

En opinión de Joaquín Prat (47), los ataques del polemista no tienen justificación, «Sus comentarios son impresentables, se ha pasado de frenada». Pero la más dura ha sido, sin duda, Mercedes Mila (71), quien, como muchos espectadores, llegó a empatizar con él durante ‘el puente de las emociones’, una experiencia que para ella fue un «espejismo» y que la llevó a ver a Matamoros con «otros ojos» cuando reconoció, entre lágrimas, no haber sido buen padre y sus problemas de adicciones.

Sin embargo, en opinión de la catalana, el ex de Makoke (52) no ha tardado en «volver a las andadas» y le ha «revuelto las tripas» ver su actitud en las últimas discusiones: «Sus alardes de cultura, de conocimientos y de superioridad son desalentadores. Espero que los espectadores le saquen del concurso».

Noticias en GATITAROSA >>>  Kiko Matamoros humilla a Carmen Borrego

Pero la periodista iba más allá y lanzaba una demoledora sentencia: «Es un tipo chulesco, prepotente, vanidoso y con una certeza de ser mejor que nadie que lo hace solo tolerable a J. J. Vásquez y cuatro más».

Sálvame EN CONTRA

Pero si hay algo llamativo es que muchos de sus compañeros de ‘Sálvame’ no han dudado en reprocharle esta actitud. Su amigo Rafa Mora (39) cree que está participando «con demasiada fuerza e inquina». Algo parecido piensa Chelo García-Cortés (70): «No estamos viendo a un concursante de ‘SV’, estamos viendo a un colaborador de ‘Sálvame‘.

Sabe que no es un buen ‘superviviente’ y únicamente le queda eso». Gema López (51), por su parte, aseguró que gracias a sus broncas está enseñando sus cartas. Quién sabe si tanta beligerancia terminará pasando factura al colaborador y no solamente en Honduras, sino también de cara a su regreso a España.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: