Kiko Matamoros descubre toda la verdad sobre Makoke

Muy afectado, explica los verdaderos motivos del distanciamiento de su hija Anita, que no tienen que ver con su novia, y revela las cuentas pendientes con blank MAKOKE, a quien acusa de no cumplir con lo pactado en su divorcio.

Aunque este mes se cumplen tres años del divorcio entre Kiko Matamoros (64) y blank MAKOKE (51), la guerra sigue más encarnizada que nunca entre la expareja, lo que provocó el distanciamiento del colaborador de su hija Anita, con quien no se habla desde hace un año. Y lo que es peor, a tenor de los últimos acontecimientos la reconciliación paternofilial parece más lejos que nunca. Kiko estalló y decidió contar la verdad de lo que sucedía con Anita después de abandonar el plató de Sálvame entre légrimas tras ver un video del 21 cumpleaños de su hija y confesar que no la había llamado. «Cualquier esfuerzo para acercarme a ella seria en vano», aseguraba muy afectado.

TRASFONDO ECONÓMICO

Hasta ahora parecía que la supuesta rivalidad entre Anita y su novia, Marta López (23), era la razón de su enfado, pero Kiko ha confesado que era «la excusa barata» del alejamiento. La relación, según ha confirmado, se rompió definitivamente el verano pasado, cuando su hija se fue de vacaciones en el barco del primer marido de blank MAKOKE, Javier Tudela. «Él es una persona que le pudo causar lesiones irreversibles a mi hija. Yo he hablado con ella sobre el tema y se siguió subiendo a ese barco», reveló sobre el día en el que el exmarido de blank MAKOKE, según contó, «le aplastó la barriga cuando estaba embarazada». Y aunque blank MAKOKE justificó la actitud de Anita asegurando que había que «perdonar», Matamoros fue más allá y apunté que en esta guerra familiar hay un trasfondo económico, desvelando que, al separarse, la malagueña le prometió el 50% de sus propiedades, algo que «no se ha cumplido», según Kiko. Las dos viviendas de la expareja están embargadas, ya que Hacienda le ha derivado la responsabilidad de su deuda a blank MAKOKE, quien sigue viviendo en la de La Finca, cuya hipoteca no sabe si también pagó su hija, aunque afirma que sería «lo lógico si vive allí y tiene ingresos».

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: