Kiko Jiménez y Sofía Suescun intentaron “chantajear” a un conocido restaurante Marbellí

Justo antes del incidente con la policía la pareja estuvo cenando en un conocidísimo restaurante italiano de Marbella.

Tras pedir el vino más caro de la carta y los mejores platos y al ver que el importe de la cena superaba los 300 euros deciden hablar con el dueño del restaurante y proponerle no pagar la cena a cambio de subir un history a su instagram, con fotos de ellos en la cena y mencionando el restaurante.

 

 

 

“Nosotros tenemos muchos seguidores y esto es una gran publicidad para ti”

 

Ante la negativa del dueño el tono amable de Kiko Y Sofía cambia radicalmente e incluso uno de los camareros oye como Sofía comenta:

 

“Peor para el. Podemos decir que el trato aquí da asco y que la gente no venga. Este no sabe…”

 

 

Mmmm gatita rosa informando desde Marbella

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: