Julián Contreras feliz por el éxito de su libro

Julián Contreras feliz por el éxito de su libro

Aunque no lo ha tenido fácil, el hijo pequeño de Carmina Ordóñez ha dejado atrás sus momentos más complicados y por fin disfruta de su triunfo como escritor de novela erótica.

La vida parecía no cesar en sus embestidas contra él, pero Julián Contreras (36) por fin ha dejado atrás los años de complicaciones y decepciones y ahora se encuentra en un dulce momento. El hijo de Carmina Ordóñez está disfrutando de las mieles del éxito de su libro ‘Artesanales’, una novela erótica que no deja de darle alegrías y que le ha convertido en todo un referente del género.

Julián Contreras feliz por el éxito de su libro

ARTESANALES VER OFERTA

«Nada de lo que está ocurriendo es una cosa que yo hubiera previsto ni en el escenario más positivo. Por lo tanto, desde ahí cualquier cosa es buena, sorprendente y esperada. Está siendo especialmente bonito e ilusionante. La gente está conectando de forma muy guay con la obra», asegura el autor, reconociendo que el camino hasta llegar aquí no ha sido nada fácil, ya que al principio no pudo publicarlo «por ser hombre», algunos no confiaban en que él pudiera escribir un libro y muchos consideraban «de segunda clase» ese tipo de literatura.

Noticias en GATITAROSA >>>  Chayo Mohedano destroza la versión de Rocío Carrasco

«Había mucha burla y creían que había perdido el norte por completo, que no pensaba con raciocinio», explica. Por si fuera poco, a Julián el hecho de pertenecer a una familia famosa tampoco le ha servido de impulso, sino todo lo contrario: «En mi caso, mi apellido no ayuda.

Siempre he dicho que me cogen primero el teléfono, pero también me lo cuelgan antes. Hay un interés rápido porque saben quién eres, pero también te descartan rápidamente por prejuicios o porque no les encajas».

ESTOY SOLTERO

En lo personal, Contreras también está viviendo una etapa de serenidad. «Estoy muy bien porque soy un soltero que está muy bien siendo un soltero. Pero eso no significa que no crea en el amor y que no lo tenga en mi vida», asegura.

Respecto a sus hermanos, Francisco (48) y Cayetano (45), Julián asegura que ya no se puede hablar de «riña» entre ellos: «Tenemos que entender que somos adultos y que no tenemos relación.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: