José Ortega Cano en su peor momento

José Ortega Cano en su peor momento

Con su matrimonio en la cuerda floja y teniendo que hacer frente a los constantes enfrentamientos entre su todavía mujer, Ana Maria Aldón, y su hija, Gloria Camila, el viudo de Rocío Jurado está al límite. «Estoy agotado, ya no tengo fuerzas», admite.

La vida de José Ortega Cano (68) está repleta de grandes logros y recuerdos felices, pero también de momentos amargos que le han marcado para siempre. Sin embargo, hacía mucho tiempo que el diestro no se enfrentaba a una situación tan complicada como la que está atravesando ahora mismo y que seguramente le deje una huella difícil de borrar.

Sus problemas conyugales están en boca de todos, entre otras cosas porque la propia Ana Maria Aldón (44) se ha encargado de confirmar que no atraviesan su mejor momento como pareja. Y este tipo de declaraciones han generado una guerra entre la diseñadora y la familia del diestro que ha colocado a este en medio de los dos bandos y sin saber muy bien de qué lado posicionarse.

De hecho, la tensión entre la andaluza y Gloria Camila (26) ha acabado explotando y ambas protagonizaron una fuerte discusión que acabó con padre e hija marchándose de la casa familiar y dejando allí sola a Ana Maria, seguían asegura ‘Semana’. Este podría ser el punto de inflexión definitivo para que se haga oficial una ruptura que, según muchos, hace tiempo que se produjo, pero que el propio José parece negarse a aceptar.

Sin ir más lejos, recientemente afirmaba con vehemencia «Me llevo con mi mujer fantásticamente». Pero esta declaración contrasta con las palabras de la diseñadora en ‘Viva la vida’, donde visiblemente desilusionada reconocía: «No espero que mi marido me defienda, no lo ha hecho nunca y menos ahora. Pero ya no lo necesito, ya no espero nada de nadie».

Noticias en GATITAROSA >>>  Salen a la luz los oscuros episodios de Gema Aldón y su madre

A la andaluza siempre le ha dolido que el matador no diese un golpe en la mesa ante las «faltas de respeto» que, según dice, su familia política ha tenido públicamente hacia ella y eso parece haber afectado y mucho a su relación de pareja,

SALUD MUY DELICADA

Y no solo eso, también el hecho de que Ortega siga tan aferrado de Rocío Jurado y al amor que sintió por ella y que parece que sigue muy vivo 16 años después de la muerte de ‘la más grande’. Todo esto habría motivado que Aldón nunca encontrase su sitio y ahora no solo ha confirmado que está buscando un nuevo hogar, sino que ya no parece dispuesta a querer arreglar sus problemas conyugales. «Ahora mismo mi prioridad soy yo», afirma tajante.

Eso explicaría que la pareja lleve tiempo haciendo vidas separadas y que procuren coincidir lo menos posible. De hecho, cuando José está en Madrid, Ana procura viajar a Andalucía, y viceversa. Precisamente en Costa Ballena (Cádiz) el torero se ha dejado ver veraneando en compañía de su hijo José Maria (9), el niño capaz de arrancarle una sonrisa en esta etapa tan complicada. Por él trata de disimular y se esfuerza por hacer planes divertidos, como montar en bici, pero el murciano está roto por dentro.

Noticias en GATITAROSA >>>  María Patiño vuelve a meter la pata

«Estoy cansado, agotado y abatido, ya no tengo fuerzas», reconoció él mismo, asegurando que todos estos conflictos personales le están pasando factura. «Con mis años y todo lo que he sufrido, van a acabar conmigo», se lamentaba. Precisamente, su delicado estado mental y físico es lo que más preocupa a su familia ahora, que temen que pueda pasarle algo: «Estamos muy preocupados por su salud».

OTRO DURO E INESPERADO DISGUSTO

Además de su complicada situación sentimental, Ortega Cano se ha llevado otro varapalo, y es que su hijo José Fernando (29) tendrá que permanecer al menos hasta mediados de 2023 en el centro psiquiátrico en el que está ingresado. El motivo es que el joven tiene pendiente una condena por saltarse una orden de alejamiento contra Michu, su pareja y madre de su hija.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: