Jorge Javier Vázquez: Tocado y hundido

Tras las últimas discusiones y polémicas que ha protagonizado en televisión, el catalán reconoce que siente una «desgana generalizada y una ausencia de locura vital», además de considerarse «un tristón» en su vida personal.

Jorge Javier Vazquez (51) es uno de esos personajes que parecen estar tocados por una varita mágica, pero los últimos meses están siendo muy duros para él. Algo que se ha reflejado en su trabajo al protagonizar varias discusiones muy comentadas tanto en las redes como en diferentes medios de comunicación, que se han preguntado qué le pasaba al catalán para estar tan crispado.

Un interrogante que ha despejado él mismo en una carta abierta a su amiga Mila Jiménez, que falleció el pasado mes de junio dejando un vacío enorme en su corazón. «Menudo principio de temporada más desastroso, no recuerdo otro peor desde hace siglos», le cuenta tras explicarle que, tras su muerte, en verano, tuvo que obligarse «a salir de casa» para que le diera el aire.

«Volvimos para iniciar una temporada que, como te digo, creo que ha sido la peor en muchísimos años. Así, para que te hagas una idea: he tenido problemas de salud que me han obligado a suspender televisión y funciones de teatro, desgana generalizada y ausencia de locura vital», le resume ver balizando todos sus sentimientos. Un cansancio vital que explicaría su actitud en los últimos tiempos, que ha sido muy denostada incluso por sus admiradores.

«NO AMENAZO, EJECUTO»

Lo cierto es que la discusión que le enfrento a Lucia Pariente (58) en ‘La casa de los secretos’ fue épica. El catalán la tildo de «mentirosa» por un comentario que hizo y ella le contestó llamándole «bravucón», lo que encendió la ira de Jorge Javier, que la expulso del plató y se negó a continuar presentando hasta que no se marchara.

Minutos después, Jorge lanzó también una advertencia a la hija de Lucia, Alba Carrillo (35). «Cuidado porque estamos hasta las narices [. . .] aquí ya, de jueguecitos, ninguno, a mí ni me nombres jamás, ¿de acuerdo? Ni utilices juego sucio contra este programa mintiendo y sembrando dudas. ¡Cuidadito! Como diría mi Mila Jiménez: ‘;Yo no amenazo, ejecuto!’», zanjo nombrando a su amiga y aludiendo a los comentarios que madre e hija habían hecho insinuando que el programa había ayudado a Cristina Porta (31) a llegar a la final.

Y, como cada vez que se ‘enciende ante las cámaras, su arrebato le ha reportado muchas críticas, incluso de sus propios compañeros. «Yo no me hubiera ido, yo me hubiera quedado allí agarrada y me hubiera tenido que sacar la Policía», decía Bibiana Fernández (67) en ‘El programa de Ana Rosa’.

Independientemente de esto, ya que se desconocen los motivos, Jorge no repetirá al frente de la nueva edición, y cedió el testigo a su sustituto, Carlos Sobera (61), aprovechando para lanzar un dardo a Paz Padilla (52): <Todo llega en esta profesión. Ya me lo advirtió Paz Padilla, todo lo que sube baja. Pero la verdad es que no pensé que sería tan pronto».

Días antes también se enfadaba con Paloma García Pelayo (58), asegurando que nunca más coincidiría con ella en plató, algo que no se cumplió porque la productora de ‘Sálvame’ la invito al homenaje de Rocío Jurado y el de Badalona, tirando de esa ironía fina que siempre logra sacar una sonrisa, le decía: ¡Que luego la gente no diga que he cambiado de opinión! Yo te dije que no iba a trabajar contigo los sábados y hoy es martes.

SIN GANAS DE NADA

Bien sabe él que está en boca de todos por estos rifirrafes. «Llevo una racha televisiva movidita», reconoce.

Pero lo que más le preocupa es otro tema: «Todo este trimestre he sido en mi vida personal un tristón […] y eso no me lo puedo permitir porque nada es más pesado que un triste». En este sentido, ya son varias las ocasiones en las que ha comentado que no le apetece salir ni ver a nadie, y anulé un viaje que tenía planeado a Brasil por «falta de ilusión».

Su mejor plan es estar en casa con sus mascotas, leer y acostarse pronto. Seguro que también le ronda por la cabeza el estreno de su obra, ‘Desmontando a Séneca’, en el Teatro Reina Victoria de Madrid el próximo 12 de enero, ya que en sus últimas funciones no ha llenado. Con este panorama, confía en que el 2022 sea mejor, pero sin mucha esperanza.

«Si algo he aprendido estos meses es que todo puede ir un poquito a peor, explica con pesimismo. Y es que quizá el público olvida a veces que, cuando los focos se apagan, tras el personaje habita una persona de carne y hueso que sufre y siente, y eso no siempre se puede disimular frente a las cámaras.

3 pensamientos sobre “Jorge Javier Vázquez: Tocado y hundido

  1. En la vida recoges lo que siembras, y este pequeño nazi, dictador, engreído, y prepotente de Jorge Javier Vázquez empieza a recoger lo que ha sembrado. Se ha creído el ombligo del mundo y no es más que un pobre hombre que se ha creado estar por encima del bien y del mal, y muy pronto se encontrara solo y marginado.

  2. Tiene lo que se merece por soberbio y mala persona. O acaso ya no recuerda el daño que ha hecho a muchísima gente, qué hasta que no los ha hecho añicos no ha parado él ni el director de cada programa, que bien lo pasaba entonces y eso que algunos eran colaboradores. De eso ya ni se acuerda verdad? Pues que vaya tomando nota Carlota Corredera que esa también echatela a los pies. Qué se fastidie. Por mi que se vaya a Brasil u no vuelva ni él ni su maldito programa. Ale, feliz año, que dónde las dan, las toman.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *