Jane Fonda sucumbe nuevamente a la cirugía plástica

La actriz Jane Fonda (83) se ha convertido en noticia por algo más que declarar un ‘boicot’ a los restaurantes que sirven uno de los platos españoles más típicos: el pulpo.

Y es que, aunque en los últimos años esta activista de los derechos de los animales ha asegurado que se mantiene joven gracias a «la comida sana», el ejercicio y a su «curiosidad», muchos no han pasado por alto el aspecto hinchado y algo artificial que lucí 6 en su última aparición pública.

Convertida en, un icono de belleza madura, la actriz ha explicado en numerosas ocasiones que si ha recurrido al bisturí.

Sin embargo, en 2020 dijo basta: «No habrá más cirugía plástica, ya no voy a dg operarme más. Tengo que parar y aceptarme a mi misma». Un año después parece que sigue intentándolo o que su vanidad ha podido más.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: