Isabel II protege al príncipe Andrés

El príncipe Andrés es el favorito de la Reina. Siempre lo ha sido.

La monarca paraliza el despido del equipo de seguridad de su hijo mediano, que estaba previsto realizarse a comienzos de este mes como parte de los recortes en los gastos de la Casa Real.

 

Los últimos meses han sido especialmente duros para Isabel II (94) por varios motivos, pero muy especialmente debido a las polémicas en las que se ha visto envuelto el que hasta ahora siempre había sido su vástago preferido, el príncipe Andrés desde que se conociera su estrecha amistad con el multimillonario Jeffrey Epstein, acusado de abuso de menores y se viera obligado a renunciar por ello a sus deberes como miembro de la familia real británica.

Sin embargo, a pesar del distanciamiento obligado y necesario entre madre e hijo para salvaguardar la imagen y los intereses de la Corona, la monarca ha vuelto a proteger una vez más al duque de York en el sentido literal de la palabra. Y es que ha paralizado el despido del servicio de seguridad de su hijo mediano que estaba previsto para el 1 de junio como parte de los recortes que el Ministerio de Interior del Reino Unido ha hecho en los gastos de la Casa Real. Unos gastos que comenzaron a ser examinados con lupa a raíz del escándalo Epstein, por el que Andrés ha sido llamado a declarar por la Fiscalía de Nueva York como parte de la investigación criminal sobre el caso.

 

LOS SERVICIOS DE L05 TRES GUARDAESPALDAS DEL DUQUE CUESTAN 336.000 EUROS AL AÑO

 

Según señalaba el diario ‘The Sun’, la reina ha dejado claro que no estaba contenta con la propuesta de dejar a su predilecto sin los tres guardaespaldas que le acompañan y velan por su bienestar -cuyos servicios suponen un desembolso de 336.000 euros anuales-, razón por la que de momento su despido use ha detenido y se revisará en las próximas semanas.

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: