Isabel II en sus horas más bajas

Isabel II en sus horas más bajas

Isabel II en sus horas más bajas

La muerte de su marido ha dejado «un gran vacío» en la reina y le ha hecho tomar dos decisiones histéricas: abandonar el palacio de Buckingham y preparar todo para ceder el trono.

La reina Isabel II acaba de cumplir 95 años y a lo largo de su dilatada existencia ha vivido muchos annus horribilis. Pero seguro que este 2021 permanecerá grabado a fuego en su memoria y en su corazón por la muerte de su marido, Felipe de Edimburgo. Con esta pérdida se puso el punto final a una historia de amor que ha durado más de siete décadas y, aunque a la soberana siempre se le ha atribuido un carácter frío, este adiós ha dejado entrever por primera vez su debilidad. De hecho, en un comunicado que la Casa Real ha emitido para agradecer las muestras de cariño recibidas, Isabel II reconoce:

«Mi familia atraviesa un periodo de gran tristeza». En privado muestra aún más su dolor, confesando a sus allegados que siente «un enorme vacío» desde que la vida de su marido se apagó. Una soledad que las damas de la familia se han propuesto mitigar con visitas, charlas, paseos y muestras de cariño hacia la reina. Al parecer, ha sido su hija, la princesa Ana (70), la que ha ideado este plan y cuenta con la colaboración de Camila Parker (73), Kate Middleton (39) y Sofía de Wessex (56).

¿CEDERÁ LA CORONA ISABEL II?

Y, mientras ellas tratan de aliviar la pena de la soberana, Carlos (72) y Guillermo (38) la ayudan con sus funciones reales. Al parecer, padre e hijo se han reunido para decidir si la monarquía continuará con su modelo tradicional, así como quiénes formarán parte de la familia real y cuáles serán sus funciones. Todo ello consensuado con la soberana que sigue siendo la cabeza de la monarquía. Pero la muerte del duque de Edimburgo parece haberle hecho tomar conciencia de la situación en la que se encuentra. Por ello ha decidido dejar el palacio de Buckingham y mudarse al castillo de Windsor, como una forma de apartarse de la primera línea. Además, ha empezado a trabajar para dejar bien atado el asunto de su sucesión y uno de sus primeros movimientos ha sido nombrar jefe de la Casa Real a Andrew Parker (59), un antiguo miembro del servicio de inteligencia británico, quizá con la intención de evitar sorpresas desagradables.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: