Hannibal Laguna: “El termino ‘princesa’ ha cambiado mucho, la novia busca transmitir su identidad”

El Palacio de Fernán Nuñez de Madrid ha sido el escenario del desfile, en la quinta edición de Atelier Couture, con las propuestas para 2020, que se ha abierto con la costura delicada y preciosista de Hannibal Laguna, que ha cubierto a las novias con ornamentos de flores, plumas y cristal, en vestidos vaporosos y bordados en alta definición. Al desfile asistió Begoña Gomez, mujer del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y Mar García Vaquero, esposa de Felipe González. En Lifestyle aprovechamos para charlar con el diseñador sobre el mundo bridal y las tendencias en las novias que vienen.

‘Divine secret’, ¿qué secretos esconde esta nueva colección?

Esta colección es una sucesión de vestidos vaporosos con sutiles bordados en alta definición. Piezas sensuales y ultra femeninas, envueltas por ornamentos de flores, plumas y cristal, con fascinantes acabados translúcidos. Son protagonistas las imponentes faldas y los cuerpos de entalladas cinturas, con voluminosas mangas y escotes infinitos que provocan un continuo contraste de románticas insinuaciones.

¿Qué tendencias se quedan y qué novedades veremos en las novias 2020?

El abanico de tendencias es cada vez más amplio. Veremos vestidos muy depurados y aparentemente sencillos, con detalles que los hacen únicos y que la novia puede personalizar para potenciar su belleza. También estarán muy presentes los contrastes de siluetas, desde las mas icónicas del new look de los 50ª, hasta las maravillosas y estilizadas líneas filiformes en crepé de seda, que nos recuerdan la época dorada del cine. Los bordados adquieren protagonismo en puños y cuerpos con transparencias simuladas, que evocan una sugerente y delicada desnudez.

¿Qué supone para usted abrir esta pasarela?

La artesanía y la creatividad de nuestro país ha contribuido a la relevante percepción que en el extranjero se tiene de nuestra moda, siendo Madrid y la plataforma Atelier Couture uno de los referentes de nuestra industria. La moda nupcial española es líder mundial en el segmento de alta gama y abrir esta pasarela inaugurando el calendario internacional es un gran privilegio, que supone hacer visible la identidad de la firma Hannibal Laguna desde un maravilloso enclave como el del Palacio de Fernán Núñez.

‘Divine secret’, en un mundo en que las tradiciones bridal cada vez son menos respetadas, el del guardar el secreto del vestido de la novia, es de los pocos que se mantienen.

En el mágico mundo de las novias, la moda y los modos han cambiado y evolucionado con gran celeridad. Pero una de las tradiciones que se mantiene intacta es guardar en secreto el diseño del vestido. La madre de la novia, hermanas y alguna intima amiga son las encargadas de proteger el secreto mejor guardado. Algo insólito en un mundo cada vez más viral e interactivo.

En plena época del empodereamiento femenino, ¿han cambiado en algo las novias?

El mayor cambio viene motivado por la forma de entender el momento bridal, este ya no esta sujeto a las estrictas reglas del protocolo de antaño. El termino “princesa” ha cambiado mucho, porque la novia busca transmitir su identidad por encima de tendencias y modas. Hoy el vestido tiene que reflejar la personalidad de la novia, que habitualmente es una mezcla de rasgos que la hacen única. La única vuelta al origen es el modo de elegir su vestido, al igual que hubo una época en donde nuestras madres acudían a la modista, acudir hoy a un diseñador a dejado de ser un lujo para convertirse en algo natural.

Cada día muchas más novias prefieren un vestido único, personalizado y hecho a medida artesanalmente. La novia actual quiere participar de todo el proceso porque entiende que el verdadero placer radica en disfrutar y compartir la experiencia de la creación desde el inicio del proceso. Es muy gratificante conocer el origen de lo que consumes y un verdadero lujo saber que ha sido hecho para ti.

¿Qué diferencias ve usted, entre las novias españolas y las de otros países?

La ilusión es la misma, pero las costumbres de otras etnias y religiones son mucho más conservadoras. Cuando hablamos del vestido de novia la evolución es más lenta. Este también es uno de los motivos por el que la moda nupcial española es abanderada de las tendencias.

La Razón

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: