Guerra abierta en Mediaset

En su defensa de Rocío Carrasco, el presentador se ha mostrado muy crítico con los programas que dan voz a Marta Riesco. «Estamos contribuyendo a blanquear la maldad y el maltrato», denuncia.

Rocío Carrasco (45) llegó hace un año a Medíaset como una ola -parafraseando la famosa canción de su madre y provocó un tsunami que no parece tener fin. Su docuserie motivó toda una revolución social, con agrios debates entre la opinión pública y sobre todo en la cadena donde decidió contar su verdad, que ya entonces dividió a sus colaboradores y presentadores, entre los que creían cada palabra y detalle que la mujer de Fidel Albiac (49) contó y otros que recordaban la presunción de inocencia de Antonio David Flores (46) sin una sentencia condenatoria en contra.

Y, mientras en ‘Sálvame‘ hacían causa común con la hija de la Jurado, en ‘El programa de Ana Rosa’ y, posteriormente, en ‘Ya son las 8’ dieron cabida como tertulianas a Rocío Flores (25) y Gloria Camila (26), mostrándose más cautos en sus opiniones y juicios.

En aquel momento, ya se evidenció la brecha entre los diferentes programas -que también son de distintas productoras-, pero nadie podía imaginar que un año después una entonces desconocida reportera del magacín matinal, de nombre Marta Riesco (35), provocaría una crisis nunca vista en Telecinco.

Y es que, como si de un guion de una telenovela se tratara, la periodista se enamoró de Antonio David Flores, que rompió con Olga Moreno (46) por ella, y cruzó la delgada línea, dejando de ser una persona anónima y pasando a ser personaje.

Sin las rencillas entre programas olvidadas del todo, su comportamiento ha iniciado lo nunca visto: una guerra en el seno de la cadena que es retransmitida en directo y en la que Jorge Javier Vásquez (51) se ha erigido como el portavoz de todos aquellos que defienden a Carrasco a muerte y tachan a la actual novia de Antonio David de «mentirosa», «trilera», «peligrosa» y «mala persona»

Calificativos que le ha dedicado el de Badalona, que critica abiertamente a los programas que le dan cobertura, poniendo a sus caras más visibles, Joaquín Prat (47) y Sonsoles Onega (44), sus presentadores, en el punto de mira, pese a que ambos siempre se han mostrado objetivos con Riesco, cuestionándola incluso en diversas ocasiones.

LANZÓ UN ÓRDAGO

Para entender lo sucedido, hay que situarse en la última confesión de la novia de Flores, que desvelaba que había hablado por teléfono con Rocío Carrasco ‘a través de una tercera persona y que le habían propuesto cantar en el concierto homenaje de Rocío Jurado. Algo que a priori parecía extraño, pero no auguraba que la Carrasco, siguiendo su lema de “mama ya no se calla», se sentara en ‘Sálvame’ no solo para negarla, sino para mostrar las pruebas de que no hablaron en ningún momento y, a la vez, acusarla de ser el brazo armado del ex guardia civil para ejercer violencia vicaria contra ella.

Noticias en GATITAROSA >>>  La nueva etapa de Paz Padilla

Pero más sorprendente fue la actitud beligerante de Vásquez, que el día antes de que Rocío hablara pedía públicamente que la cadena tomara medidas contra Marta y lanzaba un órdago yéndose de plato después de enterarse de que, al parecer, la reportera había dicho que se estaba planteando denunciarle por acoso.

«No te preocupes, Marta Riesco, llegados a este punto la cadena tiene que tomar determinaciones. Si tiene a un presentador que acosa a una redactora, creo que lo mejor es que el presentador se vaya hasta que se solucionen las cosas», decía muy enfadado.

Finalmente, volvía a plató y la Riesco hacia lo propio en su puesto de trabajo, lo que provocó que el de Badalona se mostrara muy crítico por la continuidad de la reportera. «No sé qué tiene esta muchacha en la cadena que, de repente, con todo lo que estamos contando, se la sigue apoyando», se cuestionaba arremetiendo contra todos aquellos que le dan voz a la joven y señalando a los colaboradores de los programas por su tibieza.

«Todos los que damos la cara en este tipo de programas tenemos un compromiso, que es el de no manipular ni trampear la situación para que nuestro argumento se nos caiga. Estamos contribuyendo a blanquear la maldad y el maltrato.

A todos los compañeros de esta cadena les pido que se planten y que no sean tibios porque nos perjudica a todos como cadena y como sociedad», decía muy tajante, acusando a Marta de fomentar la idea de que Rocío Carrasco «está loca» para intentar validar su testimonio y sacar beneficio.

CONTRA BEATRIZ CORTAZAR

Todo este maremoto ha coincidido con la baja de Ana Rosa Quintana (66), que sigue tratándose del cáncer de mama que padece. Pese a su ausencia, este espinoso tema también la ha salpicado, ya que el presentador de ‘Supervivientes’ aseguró que, de estar ella al timón, Marta no mantendría su puesto: ¿Quién ha dicho que te va a echar? ¿Y qué te queda poco aquí?

Yo creo que si, en cuanto aparezca la jefa. Porque tu jefa estas historias de mierda no las acepta en su programa». Un argumento que defendió con vehemencia asegurando que la reportera había mentido a la veterana periodista. ¿Cómo pueden decir que nunca miente Marta Riesco? Si le hizo leer a Ana Rosa Quintana un comunicado que era falso. Si se lo hizo a su propia jefa», dijo en referencia al comunicado en el que la reportera contaba que no era un personaje público ni iba a explicar nada sobre sus temas personales, algo que el paso del tiempo ha demostrado que si ha hecho.

Noticias en GATITAROSA >>>  Ana Rosa Quintana obliga a Mediaset a dejar a hablar de Marta Riesco y Antonio David

Pero, si bien Vásquez no ha citado directamente a los presentadores de los otros programas, sí que se ha despachado a gusto contra algunos de los colaboradores, definiendo su actuación como «lamentable>.

Es el caso de Beatriz Cortazar (59), que califica como una decepción «Es mala compañera y, para mí, mala persona. Ayer vi un video de ella, que se me llevaban otra vez los demonios, enfrentándose a Paloma García Pelayo, diciendo que es que solo te tomaste tres pastillas.

¿Pero como se puede ser tan…‘?», le decía a la Carrasco. También ha cuestionado a Miguel Ángel Nicolás, quien, después de que Rocío explicara que nunca habló con Marta, concluyo que las versiones de ambas estaban equilibradas al 50%.

Reproches todos ellos que han levantado muchas ampollas, aunque aún no han sido contestados por ninguno de los aludidos, que han dado la callada por respuesta haciendo suya la frase: «No hay mejor desprecio que no hacer aprecio».

Con este radical posicionamiento, Jorge Javier se ha puesto en una situación muy delicada y asegura ser plenamente consciente de ello. «Yo no sé si esto me va a pasar factura profesional o no, pero en cualquier caso lo acepto porque volvería a hacer lo mismo», ha expresado mostrando su defensa férrea a Rocío y respondiendo también a las voces que apuntan que tras estos acontecimientos su carrera está acabada.

Ahora habrá que esperar a los siguientes pasos de los protagonistas mientras la tensión sobrevuela sin cesar los platos y pasillos de la cadena.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: