Gatitrucos para el hogar

A LOS LIBROS TAMBIÉN HAY QUE QUITARLES EL POLVO. El polvo, además de en los muebles, tiende a acumularse en los libros, por lo que una buena idea para evitar que el polvo se cuele entre ellos es colocarlos juntos, sin huecos entre ellos. Además, una vez al año es conveniente sacarlos de la estantería uno a uno y cepillarlos bien.

DALE CALIDEZ A TU COCINA. En ocasiones las nuevas tendencias de decoración hacen que la cocina resulte muy fría y poco acogedora, tanto por el acero de los electrodomésticos como por el uso de muebles de color blanco. Para hacerla más cálida, salpícala con varios puntos de color verde usando plantas aromáticas, cestas de ese color e incluso te pueden valer los textiles, como trapos o paños.

EL ABRILLANTADOR DE MUEBLES ADECUADO. Si notas que tus muebles han perdido el brillo que tenían y estén mates, prepara una mezcla de dos medidas de aceite por una de zumo de limón. Aplícalo con un paño suave sobre la madera y frota enérgicamente para darle brillo. Deja que el mueble se seque al aire y no coloques ningún objeto encima hasta que esté bien seco. No guardes el excedente.

HAZ DE TU CAMA UN LUGAR MÁS CONFORTABLE. Tener una cama como las que aparecen en las revistas es sencillo. Para lograr que tenga volumen y movimiento y sea más confortable, combina cojines de distintas medidas y texturas: terciopelo en invierno y lino en verano. También es buena idea mezclar lisos y estampados.

LA MEJOR MANERA DE PRESENTAR LAS TOALLAS. A no ser que tengas un cuarto de baño muy grande y con bastante almacenamiento, tendrás las toallas a la vista. Así que una buena manera de convertirlas en una parte más de la decoración es guardarlas enrolladas en cestas o bandejas, formando unos rulos. Combina también diseños lisos de diferentes colores.

¿PRENDA CON TOMATE FRITO? En las prendas de algodón de color blanco, las manchas de tomate se quitan empapando un algodón en agua oxigenada con unas gotitas de amoníaco y frotando la zona manchada. Si es una prenda de color, utiliza alcohol en vez de amoniaco. Cuando la mancha haya desaparecido, lévala de forma habitual.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: