Francisco y Cayetano Rivera dan un paso atrás por Kiko

Los hijos mayores de Paquirri han paralizado las acciones judiciales contra ISABEL PANTOJA para no perjudicar a su hermano, ya que el DJ tendría que testificar contra su madre.

En noviembre del año pasado, Francisco (47) y Cayetano (44) Rivera emprendieron una batalla legal para recuperar los trajes y enseres que su padre, Paquirri, les dejé en su herencia y que nunca han recibido.

La confesión de Kiko (37) en el programa ‘La herencia envenenada’ de que se encuentran en la finca Cantora y no habían sido robados, como argumenté ISABEL PANTOJA (65) para no entregárselos, los animó a luchar por obtener esos objetos que tienen un incalculable valor sentimental.

Ahora, casi un año después, el abogado de los diestros, Joaquin Moeckel, ha explicado que han paralizado las acciones judiciales.

«Para recuperar unos trajes, no soy capaz de todo», asegura el letrado que es la reflexión que los hermanos Rivera han hecho tras darse cuenta de que si siguen adelante con este asunto van a perjudicar a su hermano pequeño.

«Si tengo que llevar a ISABEL PANTOJA a juicio, tengo que traer a su hijo como testigo para que testifique contra su madre y prefiero no hacerlo», argumentaba el abogado detallando la difícil situación en la que habría puesto al DJ.

Esto no significa que los hijos de Carmina Ordóñez no estén decepcionados, una vez más, con la actitud de la tonadillera, pero prefieren no ahondar en el dolor de su hermano y se muestran muy tranquilos tras tomar esta decisión.

“Ella esta completamente descubierta, de lo que ha hecho ella se ha enterado toda España», han comentado a su abogado.

LA SORPRESIVA REACCIÓN DE KIKO RIVERA

Una vez más, los hermanos Rivera han mostrado su generosidad y buen corazón paralizando una guerra judicial que habría podido dañar considerablemente a la tonadillera. Una decisión que, casualmente, se tomó antes de que Kiko se reconciliara con su madre, lo que ha sido toda una sorpresa, no sabemos si para los diestros, pero si para la propia familia Pantoja, para la prensa y para el público en general.

Pese a las diferencias que Francisco y Cayetano mantienen con la artista, es seguro que se habrán alegrado del reencuentro entre madre e hijo por el bien de este último. En este sentido, el propio Kiko reconoció que el marido de Eva Gonzalez (40) fue una de las personas que le recomendaron que fuera a ver a su madre a Cantora tras la muerte de doña Ana, su abuela.

Una visita que ha provocado un giro radical del DJ en todos sus planteamientos. No solo ha enterrado «el hacha de guerra» con su madre y con su tío Agustín (67), sino que asegura que lo único que le interesa ahora es «arreglar las cosas» con la Pantoja y le ha perdonado los cinco millones de euros que aseguré que le debía.

Una actitud sorprendente, ya que fue él quien inició una guerra en la que destrozo por completo la imagen de la artista, pero ahora culpa de que el distanciamiento se haya dilatado a su prima Anabel (35) y a su hermana, Isa (25).

A la primera le recrimina haberle mentido durante todos estos meses; y a su hermana, no haberle apoyado; a la vez que acusa a ambas de no tener «oficio ni beneficio» y vivir a costa de hablar de la familia.

«Aquí nadie es más que nadie, ni siquiera tú. Estoy harta. No voy a permitir que nadie me humille y me machaquen», le ha respondido airada Isa.

También los periodistas y colaboradores han censurado duramente su cambio de tercio alegando que las cosas no cuadran.

«Creo que Kiko no está bien. No hay seguridad en sus declaraciones», afirmó Paloma García-Pelayo.

Las críticas también le han llegado al DJ desde las redes sociales, hecho ante el que se ha defendido vetando a esos seguidores.

«Yo no me muevo por números, sino por sentimientos», ha escrito, además de asegurar que espera poderse explicar mejor.

«Que todo el mundo pueda escuchar de mi voz lo que tengo que decir», ha sentenciado, avanzando lma nueva entrevista.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: