Francisco Rivera y su ruptura total con los Pantoja

Francisco Rivera y su ruptura total con los Pantoja

Tras estar décadas luchando por recuperar de manos de Isabel los enseres de su padre, el torero ha decidido zanjar esta historia sin intención de recuperar su relación con Kiko: «Todos tenemos un límite y el mío ha llegado».

Han pasado 37 años desde que Paquírri murió en Pozo blanco y, desde entonces, Francisco Rivera (48) ha luchado por recuperar los enseres que le dejó su padre, un legado que nunca ha llegado a las manos de sus hijos mayores, ya que, como ellos mismos han contado, lo tiene en su poder Isabel Pantoja (65).

«Tengo mucho dolor. Y, cuando es algo continuado, te lleva al rencor. He llorado mucho por culpa de esa señora. ,Hay dos de los tres hijos a los que no les ha llegado nunca lo que él quería porque su viuda no quiso.

Llegó a decir que, antes de que tuviéramos nosotros las cosas, las quemaba. Isabel Pantoja no ha tenido ni un atisbo de bondad», ha reconocido el diestro en la revista ‘Hola’ en una entrevista con la que pretende dejar esta cuestión en el pasado. Como reconoce, la continua lucha con la tonadillera ha agotado sus fuerzas.

Noticias en GATITAROSA >>>  Mercedes Milá cumple su gran sueño

Después de años manteniendo la ilusión y sin perder la esperanza de poder recuperar lo que le pertenece, el desgaste ha sido tanto que ha decidido cerrar este capítulo: «Quiero zanjar este tema. Esta historia, por mí, se acaba aquí. No es bueno ni para mí ni para los míos».

FRANCISCO RIVERA: «NADA QUE HABLAR»

Pero no es lo único a lo que ha decidido poner fin. Tras una complicada relación de altos y bajos con su hermano Kiko, admite que las últimas palabras del DJ sobre Carmina han supuesto un antes y un después. «Creo que no tenemos nada que hablar. Todos tenemos un límite de perdones y oportunidades… y el mío ha llegado»

FRANCISCO RIVERA SE HA HARTADO DE SU HERMANO KIKO

A este respecto se manifestó también en ‘Espejo público’ asegurando que nada le une ya al pequeño de los hermanos. «Si esos vínculos no existen, no se pueden forzar», explicó añadiendo que comprende que el DJ se encuentra entre la espada y la pared: «Su postura es muy complicada». Sin duda, una difícil decisión para el torero, que pretende sanar sus heridas emocionales con ayuda profesional para poder comenzar esta nueva etapa.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: