Francisco Rivera y su ex, unidos como nunca por su hija, Tana

El debut de la joven como presidenta de las damas goyescas en la corrida de Ronda reunió a sus orgullosos padres. El diestro confesó horas después que sus desencuentros son cosa del pasado: «Hace años que se acabó todo».

«Mi relación con Eugenia es fantástica»

Este año, la tradicional corrida goyesca de Ronda no era una más. Cumplía su 65.° aniversario y homenajeaba a la vez los 70 años de la alternativa del maestro Antonio Ordóñez. Sin duda, una cita muy especial de lo normal para Francisco Rivera (47), que, además, asistió orgulloso al debut de su hija mayor, Cayetana (21), como presidenta de las damas goyescas, un privilegio que ya vivieron en su día sus dos abuelas, la duquesa de Alba en 1974 y seis años más tarde, en 1980, Carmen Ordóñez. Pero, además, la jornada supuso el reencuentro público de los padres de la joven y la revelación de que su relación actual, lejos de los problemas del pasado, es ahora de lo más cordial.

DETALLES DE LA FIESTA

Así lo demuestran las imágenes de una exultante Eugenia Martínez de Irujo (52), muy guapa con un vaporoso vestido naranja, que llego acompañada de su marido, Narcís Rebollo (51), dispuesta a disfrutar de la felicidad de su hija.

Y así lo corroboro el diestro horas después en el programa ‘Espejo público’, en el que colabora. «Mi relación con Eugenia es fantástica, no costó nada que viniera», confirmé sin problemas mientras aclaraba que los desencuentros del pasado estén completamente olvidados por ambas partes:

«Hace unos años se acabó todo y ahora es una relación buenísima».

Tanto es así que el primogénito de Paquirri incluso desveló detalles de cómo pasaron esa jornada tan especial.

«Ella vino feliz porque su hija se vestía de goyesca. Vino a casa y ayudé a Cayetana a vestirse y lo dimos todo… Nos pegamos un pedazo de rumba que lo bordamos», puntualizo en referencia a la fiesta posterior, a la que asistieron todos.

Es más, pese a su habitual discreción en cuanto a su vida personal, Francisco también quiso referirse a la actual pareja de su ex, para el que solo tiene buenas palabras:

«Narcís es un tipo extraordinario que la cuida, y no tengo más remedio que quererlo».

Lo cierto es que la jornada fue de auténtica felicidad para toda la familia, en especial para la protagonista, que lució un espectacular vestido rojo de Lorenzo Caprile y mantilla beis para el primer festejo, la corrida de rejones, y un precioso traje goyesco en blanco y negro firmado por el mismo diseñador en la corrida de tarde.

Pletórica, la joven reconoció que esta ha sido una de las «mejores experiencias» de su vida: «Esto lo llevaré siempre en el corazón. Iba rodeada de las personas que más quiero y doy gracias a mi padre por esta maravillosa oportunidad. Lo adoro».

Como bien señaló, todos sus seres queridos estuvieron arropándola y uno de los momentos más especiales fue la vuelta a la plaza en carruaje acompañada de sus dos hermanos pequeños, Carmen, de 6 años, y Curro, de 2. En el tendido también se encontraban la esposa de su padre, Lourdes Montes (37), con la que mantiene una magnífica relación, y su tío Cayetano (44), que acudió con su pequeño, Cayetano, de 3 arios, y sin Eva González (40), que se ausentó por cuestiones laborales.

El diestro, que no pudo torear porque aún se está recuperando de la cogida que sufrió en agosto, se lamentó en sus redes sociales de no haber podido participar: «Cuánto siento no poder brindar una faena a mi sobrina Tana».

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: