Fallece Veronica Forqué a los 66 años

La actriz Verónica Forqué fallecía hoy 13 de diciembre a los 66 años.

Su cuerpo fue encontrado sin vida en su domicilio y las primeras hipótesis es que la actriz habría decido poner fin a su vida.


Los servicios de urgencia del SUMMA 112 se han desplazado al domicilio de la actriz en la calle Víctor de la Serna, tras recibir un aviso a las 12.50 horas, pero cuando llegaron ya no pudieron hacer nada por salvarle la vida.

UN FINAL TRÁGICO E INESPERADO

A pesar de ser una de las actrices más queridas de nuestro país, las depresiones la habían acompañado durante muchos años y en los últimos meses había declarado no estar en un buen momento. «No puedo más», confesó. `

Dolor, sorpresa, incomprensión y mucha tristeza. Esas son algunas de las reacciones que ha causado la trágica e inesperada muerte de Verónica Forqué, a los 66 años, tras saberse que la actriz se quitó la vida el pasado 13 de diciembre en su casa madrileña. Tras la confusión inicial sobre las causas de su fallecimiento, la autopsia confirmó que fue por ahorcamiento, ya que el cadáver de la intérprete presentaba una lesión traumática en el cuello y no había indicios de que hubiese ingerido ningún tipo de medicamento.

Verónica no estaba sola y fue su asistenta quien la encontré al darse cuenta de que tardaba mucho en salir del baño donde, supuestamente, se estaba dando una ducha. La trabajadora avisé rápidamente a los servicios de emergencia, pero nada pudieron hacer por salvar su vida.

Una vida plagada de luces y sombras, en la que el éxito y la angustia fueron siempre de la mano.

TERMINO SU LUCHA

De hecho, aunque nunca perdía su característica sonrisa, tuvo que renunciar a su participación en ‘MasterChef Celebrity’ porque se sentía sin fuerzas.

«Estoy regular, necesito descansar. Yo no soy de tirar la toalla, pero esta vez hay que ser humilde. No puedo más», confesó.

Tras esto, la última vez que se la vio fue a finales de noviembre en un desfile del diseñador Eduardo Navarrete (27), y precisamente él fue una de las últimas personas con las que habló.

«Me dijo que no estaba pasando por un buen momento».

Apenas un día después, Verónica decidió dejar este mundo. Ella misma había contado en una entrevista en ‘Sábado Deluxe’ que había sufrido dos fuertes depresiones y que la idea del suicidio la había acompañado durante años:

«La vida siempre me pareció insoportable, ya desde que era joven no quería Yo me encontraba con las pastillas en la mano y decía: ‘¿Seré capaz?‘ Y por mi niña, sobre todo. iQué putada que tu madre tan mona se suicide!».

Sin embargo, en esta ocasión, el dolor de su alma ha sido más fuerte que su voluntad y que el amor por su hija, Maria Forqué (31), que la visité la misma mañana de su muerte. Un duro golpe para la joven, que, sin embargo, se ha sentido muy reconfortada por la oleada de amor que ha desatado el adiós a una de las actrices más importantes, queridas y premiadas de nuestro país. Multitud de admiradores, amigos y compañeros de profesión acudieron al tanatorio y a la capilla ardiente instalada en el Teatro Español de Madrid a despedirse de ella, como Silvia Abascal (42), David Bustamante (39), Cayetana Guillén Cuervo (52), Pedro Almodóvar (72) o Massiel (74), entre otros muchos.

La cantante, entre légrimas, aproveché para hacer un alegato sobre la depresión, afirmando que es «una enfermedad muy fuerte que tiene que tener prioridad». Y es que la muerte de la artista ha puesto de manifiesto que las enfermedades mentales son una de las grandes lacras de la sociedad actual y ha generado un gran debate, también en redes sociales, donde algunos como Mercedes Milá (70) han mostrado su comprensión «Hace ya tiempo que entendí que el suicidio es una liberación, es dejar de sufrir. Si así ha sido, Verónica, disfruta de esa paz que necesitabas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *