¿Es posible rejuvenecer?

Mantener un rostro terso, luminoso, suave y sin apenas arrugas a pesar del paso del tiempo es uno de los grandes retos de mundo de la cosmética y los cuidados.

La juventud eterna es uno de los deseos más perseguidos desde hace siglos.

Y, aunque se trata claramente de un imposible y, por fortuna, los cánones de belleza estén cambiando hacia la aceptación del inexorable paso del tiempo y de uno mismo, el mundo de la cosmética y de los cuidados lleva décadas focalizando gran parte de sus esfuerzos en conseguir rejuvenecer la piel de las mujeres gracias a sus productos y tratamientos.

Por lo tanto, cada vez resulta más sencillo presumir de un aspecto fresco, luminoso y juvenil, aunque las velas de la tarta de cumpleaños se vayan acumulando.

Para ello, eso sí, es imprescindible seguir una serie de pautas y consejos que, si bien no son milagrosos, si son bastante eficaces.

HIDRATARSE BIEN

La piel necesita agua, tanto por fuera como por dentro. Por eso, el primer paso indispensable para lucir un cutis diez años más joven consiste en usar una buena crema hidratante, a ser posible con ingredientes como vitaminas C y E, ácido hialurónico o colágeno. Igual de importante es beber al menos un litro y medio de agua al día y comer abundantes frutas y verduras.

MENOS ES MÁS

Otro de los trucos más eficaces ala hora de rejuvenecer el rostro es no maquillarse en exceso. Al contrario de lo que se pueda pensar, camuflar demasiado las arrugas y manchas o pintarse mucho los ojos puede sumarnos años. Y es que no hay nada más juvenil que la naturalidad. Por otro lado, es aconsejable invertir en un buen diseño de cejas que enmarque y aporte amplitud a la mirada y en un buen corte de pelo acorde a los rasgos del rostro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *