Enrique Ponce rompe su silencio: «No van a poder con nosotros»

El diestro da un paso al frente para zanjar los comentarios sobre una crisis de pareja y darle a su novia su sitio: «Estoy muy enamorado de Ana, es la mujer con la que quiero estar». Enrique Ponce (50) y Ana Soria (23) cumplirán este verano dos años de amor. Un tiempo en el que, después de la sorpresa que causó el divorcio del diestro tras un cuarto de siglo con Paloma Cuevas (49), no han cesado los comentarios de desavenencias y crisis entre la pareja.

Lo cierto es que la diferencia de edad entre ambos, llamativa en un principio, fue el motivo de que las malas lenguas aseguraran que, tras la pasión inicial, ambos tenían inquietudes diferentes propias del momento vital de cada uno.

En el caso de Ana, las de una estudiante universitaria con toda la vida por delante, mientras que Enrique es ya un hombre asentado, con dos hijas y con mucho vivido. Pero, como siempre, el tiempo, que da y quita razones, ha demostrado que ambos siguen tan unidos y enamorados como el primer día. Y, por si a alguien le quedaba alguna duda, el torero ha dado un paso al frente dando su sitio a su novia con unas declaraciones hechas al diario ‘ABC’.

Noticias en GATITAROSA >>>  Ana Rosa Quintana obliga a Mediaset a dejar a hablar de Marta Riesco y Antonio David

«Estoy muy enamorado de Ana, es la mujer con la que quiero estar. No van a poder con nosotros», ha contado al periodista.

DEJARON LAS REDES

Lo cierto es que su relación ha estado bajo el escrutinio público desde sus comienzos. Algo que ellos también favorecieron al compartir en sus redes momentos románticos, besos y gestos de complicidad, lo que para muchos fue una muestra excesiva e incluso de poco gusto hacia Paloma. Tras este fervor inicial, ambos cerraron sus perfiles para disfrutar en la intimidad de su amor, y así han seguido hasta ahora.

De hecho, no acuden juntos a eventos, optando siempre por la discreción. Hace poco se conoció que habían creado una Sociedad en común y habían comprado un terreno para construir, el que se presupone que será su futuro ‘nidito de amor’ en Almería, donde el diestro se mudó.

Y, ahora, las palabras de Ponce dejan claro que su relación es más que salida y tienen por delante un futuro ilusionante.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: