¿En qué se diferencian loción y tónico?

Aunque puedan parecer lo mismo, estos cosméticos tienen usos y funciones distintos Te contamos cuáles son.

Confundirlos es bastante habitual, ya que ambos se emplean tras la limpieza del cutis.

Sin embargo, no son iguales ni uno puede sustituir al otro. El tónico es el encargado, entre otras funciones, de eliminar los últimos restos de suciedad que hayan podido quedar y de equilibrar el pH de la piel. Por el contrario, la loción, proveniente de Corea del Sur, es una especie de presérum que prepara el cutis para recibir mejor la crema, el aceite facial, el sérum y cualquier otro tipo de tratamiento de belleza para la piel.

Se aplica inmediatamente después del tónico.

Obviamente, si hubiese que prescindir de uno de ellos, porque no todo el mundo tiene tiempo para una rutina tan completa como la de las coreanas o no puede permitirse invertir en tantos cosméticos, no hay duda: la loción no es indispensable. Supone un extra para el cutis, pero el tónico es mucho más necesario para que este luzca un aspecto más bonito y saludable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *