Emotiva despedida al recordado doctor Vilches

Pese a su papel de huraño en Hospital Central el actor era un hombre «cariñoso» y «noble», y su muerte ha conmocionado a su familia y a los que han compartido escenario con éI: «Dejas mucho amor por aquí».

Jordi Rebellón falleció a los 64 años a causa de un ictus

El mundo de la interpretación esté de luto. Jordi Rebellón, más conocido por su papel del doctor Rodolfo Vilches en Hospital Central, ha fallecido a los 64 años a causa de un ictus, solo seis meses después de que lo hiciera su madre, Paquita. El actor no pudo superar el derrame cerebral que sufrió solo un día antes de morir, el pasado 8 de septiembre. Ha sido su agencia de representación la encargada de hacer pública la inesperada nueva: «Desde Garay Talent tenemos que comunicar la triste noticia del fallecimiento de nuestro representado y amigo Jordi Rebellón. Siempre estarás en nuestros corazones. Queremos mandar un abrazo enorme a toda su familia y amigos. Descansa en paz».

MUCHOS MENSAJES

La información pilló por sorpresa a muchos de sus amigos, que lloran la pérdida de una persona a la que han calificado como un hombre «cariñoso», «noble» y «generoso», pese a ese carácter huraño que mostró con su personaje durante doce años en ‘Hospital Central’. Todos lo que le querían coinciden en resaltar las múltiples cualidades que tenía y aseguran que jamás podrán olvidar los momentos que han compartido con él. Como Lidia San José (38), su última pareja profesional y con la que estaba preparando una obra de teatro que se iba a estrenar a principios del año que viene en Canarias: «Hasta siempre. Fue un honor ser tu prometida en estos ensayos. Nos dejas el corazón roto».

Otros compañeros, como Lolita (63), también han querido mostrar su tristeza ante la muerte del intérprete: «La vida nos juntó y nos queríamos de verdad. Que te hayas ido para siempre duele, duele en el alma». A estas condolencias se han unido las de Christian Gálvez (41), que le ha dedicado una emotiva carta de despedida: «Nunca dejaste de creer en mí, como persona y como profesional. Cada vez que alzaba la voz pidiendo ayuda, estabas ahí sin pedir nada a cambio». Pero, sin duda, uno de los mensajes más emocionantes es el de una de las grandes amigas del actor, Nerea Garmendia (41): «Sé que te vas en paz y sabiendo que dejas mucho amor aquí. No dejes de recordarnos allá donde estés porque aquí no te olvidaremos jamás. Te quiero, amigo». No han sido los únicos. Actores, presentadores y periodistas también han querido dejar en sus redes sociales palabras de cariño para el doctor más famoso de la historia de la televisión española.

PERSIGUIENDO SU SUEÑO

Jordi fue un actor tardío. Aunque siempre le gustó la interpretación, por influencia de su padre, no fue hasta los 30 años cuando dejó todo para dedicarse a ella. Antes de eso fue camarero, contable, repartidor y animador «para pagar el alquiler», como reconoció en una entrevista. Su último empleo antes de dar el salto a las tablas fue en la banca, pero renunció a un sueldo fijo por perseguir su sueño. Su primer papel fue en el mítico Barrio Sésamo. Después de aquello vino Médico de familia y más tarde su gran trampolín, Hospital Central. También trabajo en Cuéntame…, Amar es para siempre o Sin identidad, además de en múltiples obras de teatro. Discreto, nunca dio muchas pistas sobre su vida privada. Se casó y se divorció tres años más tarde, en 1989, y no tuvo hijos. Después de aquello, solo se le conoció una pareja, la presentadora Mónica Soria, que tampoco funcionó. Eligió vivir con la única compañía de su perro, Bruce, y bromeaba al respecto: «Estoy solo, lo reconozco. Pero, ¿cómo voy a tener una novia si no puedo verla?». Su vida siempre fue la interpretación, la profesión que hoy llora su ausencia.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: