Emilio Gutiérrez Cava: Un caballero de los escenarios

Nieto, hijo y hermano de artistas de renombre su apellido es sinónimo de talento y tanto su carrera como sus reconocimientos dan fe de ello. Aunque él afirma: «El aplauso del público es el premio más gratificante».

Dedicar 60 años de tu vida a una profesión y seguir tan enamorado de ella como el primer día es algo que solo experimentan unos pocos afortunados, y Emilio Gutiérrez Cava (79) es uno de ellos. Para él, la interpretación es su mundo porque nació en el seno de una familia de grandes actores y su vocación no tardó en aparecer.

Nacido en Valladolid el 26 de septiembre de 1942, se crio en Madrid y sus pinitos en el teatro los hizo en el Instituto San Isidro de la capital. En el verano de 1962 se incorporó como profesional a la compañía de Lili Murati, con la que realizó su primera gira por España, y en 1963 interpreto el papel de Peter Pan en la obra del mismo título que se representó en el Teatro Maria Guerrero de Madrid.

Ese mismo año consiguió un papel en la película del Oeste ‘El Llanero’, dirigida por Jesús Franco, y en 1964 se puso a las órdenes de José Maria Forqué en la cinta ‘Tengo 17 años’. Aunque por aquel entonces Emilio era aún muy joven, su talento ya era más que evidente, de ahí que otro gran director como Carlos Saura (90) lo incorporase al reparto de ‘La caza’ (1965).

Además, empezó a tener mucho trabajo en televisión, en producciones como la famosa ‘Historias para no dormir’, de Chicho Ibáñez Serrador. Y es que a Gutiérrez Cava siempre le han venido como anillo al dedo los papeles del malvado.

«El canalla siempre fascina porque nos hace creernos mejores que él y porque a todos nos gustaría poder serlo en algún momento», asegura con humor. Tras este gran arranque profesional, en 1968 Emilio decidió montar su propia compañía teatral junto con Maria José Goyanes (73) y con ella llegaron a representar obras de Peter Ustinov, como ‘El amor de los cuatro coroneles’, o de Ana Diosdado, como ‘Usted también podrá disfrutar de ella’ (1973).

Noticias en GATITAROSA >>>  Muere José Luis Balbín a los 81 años

Emilio ya había trabajado con esta dramaturga en ‘Olvida los tambores’ (1970), uno de los grandes éxitos de la carrera del actor, en la que el teatro siempre ha tenido un hueco muy especial. «El escenario es una especie de segunda piel», reconoce.

Aun así, Emilio asegura que no todo en su vida ha sido trabajar: «Siempre he preferido vivir la vida que jugar a vivirla, como hacen muchos actores. Para mí siempre ha sido, primero, la vida y, después, el teatro».

EXITOSA TRAYECTORIA

Aun así, hacer un repaso por su trayectoria es casi imposible por la cantidad de trabajos en los que ha participado y no solo en los escenarios. En televisión ha protagonizado infinidad de series tan conocidas como ‘Amar en tiempos revueltos’ (2007), ‘Gran reserva’ (2010) o ‘Lo que escondían sus ojos’ (2016), entre otras muchas.

Mientras que el cine también se ha rendido ante el talento de este hombre discreto, a pesar de la gran cantidad de reconocimientos que ha cosechado gracias a sus trabajos en ‘La colmena’ (1982), ‘Qué he hecho yo para merecer esto?’ (1984), ‘Las bicicletas son para el verano’ (1984), ‘Boca a boca’ (1995) o ‘La comunidad’ (2000), por la que consiguió el Goya al mejor actor de reparto la misma noche en la que su hermana Julia se alzó con la estatuilla en la misma categoría.

Noticias en GATITAROSA >>>  Muere José Luis Balbín a los 81 años

Aun así, Gutiérrez Cava tiene muy claro cuál es la mejor recompensa a su trabajo: «El aplauso del público es el premio más gratificante». Y ese lo ha tenido desde siempre y así será hasta que decida alejarse definitivamente de los escenarios. Algo que, por cierto, no entra en sus planes. «El fin de carrera lo marcan el público y la salud» y, según ha afirmado recientemente, él piensa seguir «dando guerra».

MUY PERSONAL

Vino al mundo durante una gira teatral. Antes de dedicarse a la interpretación, trabajó en un laboratorio de cine. Ha publicado dos libros.

UNA SAGA CON UN GRAN FUTURO POR DELANTE

Divorciado desde 1980, Gutiérrez Cava ha tenido sus historias de amor, pero se podría decir que las mujeres de su vida han sido las de su familia. Nieto, hijo y hermano de grandes artistas, está muy orgulloso de la saga a la que pertenece y siente una gran admiración hacia su hermana Julia (89).

Además, se deshace en elogios hacia su sobrina nieta, Irene Escolar (33), que, según dice, ya ha dado sobradas pruebas de talento y ambición» y es «otra joya de la familia recién labrada».

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: