El traje que salvó la vida al piloto Grosjean fue hecho en Asturias y homologado en Alicante

Romain Grosjean of France and Haas F1 puts up two of his bandaged fingers in the Pitlane during previews ahead of the F1 Grand Prix of Sakhir at Bahrain International Circuit on December 03, 2020 in Bahrain, Bahrain. (Photo by Peter Fox/Getty Images)

El pasado 29 de noviembre, el piloto francés de Fórmula 1 Romain Grosjean sufría un terrible accidente a más de 200 kilómetros por hora en el Gran Premio de Bahréin.

Su monoplaza se vio envuelto en llamas y muchos se preguntan como logró salir por su propio pie, con tan solo quemaduras leves en las manos y los tobillos, después de pasar veintiocho segundos entre las llamas.

La respuesta está en Espana. Su mono ignífugo fue fabricado en la fábrica DuPont, en Asturias, y homologado en el Instituto Tecnológico Textil (Aitex) de Alcoy (Alicante).

Así ha quedado la mano de Grosjean tras el accidente

“Cuando el traje de ‘nomex’ -material del que está hecho se expone a un calor intenso, sus fibras aumentan de grosor y se carbonizan absorbiendo energía térmica en el proceso”, explican desde DuPont.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: