El sueño de Isa Pantoja: «Quiero trabajar en algo normal»

Coincidiendo con su 26 cumpleaños, la colaboradora de ‘El programa de Ana Rosa’ sorprende dejando claro que ve su futuro lejos de la pequeña pantalla.

«Siempre he querido ser notaria», desvela.

Famosa desde la cuna, parece que Isa Pantoja (26) no está dispuesta a seguir el camino de su mediática familia en la pequeña pantalla.

«Mi felicidad va a ser cuando haga lo que me guste, siempre he querido ser notaria», ha desvelado la colaboradora de ‘El programa de Ana Rosa’ en sus redes sociales. Una aspiración, sin duda ambiciosa, que la alejaría de la pequeña pantalla, un medio que, a pesar de haberle procurado importantes ingresos desde hace años, también ha dado pie a algunos de los mayores enfrentamientos que ha vivido con su hermano, Kiko Rivera (37), y su madre, Isabel Pantoja (65).

«Ojalá pueda cambiar de vida. Quiero estar en una oficina y trabajar de una cosa normal», ha asegurado la joven, quien desde el año pasado compagina sus apariciones televisivas con la carrera de Derecho para lograr hacer realidad su sueño.

«Mucha gente, cuando me dice ‘vas a trabajar‘ …, a mi hasta me da cosita decir que voy a trabajar porque trabajar para mí es otra cosa», admite.

Además, en un alarde de sinceridad, reconoce que se sumó a la rueda por falta de madurez.

«Con 18 años ves que este mundo es fácil y vas por ahí. Sin embargo, hace un año me lo planteé y me falta algo», explica.

«MI MADRE SI ME FELICITÓ»

«Todos estos años he disfrutado un montón. Pienso que me lo he pasado tan bien y me lo puedo pasar tan bien… pero ahora tengo otras cosas que hacer», desvela la hija de la cantante en lo que muchos han interpretado como una despedida de la pequeña pantalla a medio plazo.

Un inesperado cambio de rumbo que coincide con uno de los cumpleaños más atípicos de su vida, en el que solo ha estado acompañada de su prometido, Asraf Beno (25), y su hijo, Alberto (6).

Pese a la distante relación que mantiene con su familia, si reconoce que recibió, al menos, un mensaje de su progenitora. «Mi madre si me felicité. Lo hizo a las doce de la noche y fue una de las primeras», ha revelado dejando claro que, aunque no hablan «todos los días», ahora no hay ningún problema» entre ellas. Y aunque su cuñada, Irene Rosales (30), si se acordó de ella en esta fecha tan significativa, su hermano no hizo lo mismo.

«Sigue en paradero desconocido», admitió. Pese a todo, Isa tiene claro que no ha hecho nada que le pueda molestar y confía en un futuro más dulce

«Supongo que lo arreglaremos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *