El primer verano de soltera de Cristina de Borbón

Muy recuperada de su separación de Iñaki, la infanta disfruta de sus vacaciones y aprovecha para ver a su familia. Sus destinos han sido Mallorca, donde estuvo con su madre; Abu Dabi, ciudad en la que visitó a su padre; y Bidart.

Dicen que «el tiempo o cura todo» y, ocho meses después de que Cristina de Borbón (57) aceptase que su historia de amor con Iñaki Urdangarin (54) había llegado a su fin y ambos anunciasen la «interrupción de la relación matrimonial»,’la infanta se enfrenta a su primer año de ‘soltera’. Y lo hace con una sonrisa; renovada por dentro y por fuera y con ganas de volver a disfrutar de la vida.

Alcanzar esta paz y recuperar el optimismo no le ha resultado fácil después de descubrir casi a la vez que toda España que su marido tenía una relación paralela con una compañera de trabajo, Ainhoa Armentía .(43), pero el apoyo y el cariño de los suyos han sido fundamentales para que se haya dado cuenta de que todavía le queda mucho por vivir.

Por eso Cristina quiere ‘de sus vacaciones en familia, y sus planes para este verano tan diferente ‘para ella son hacer escapadas cortas a distintos puntos para poder pasar tiempo con sus seres queridos.’El primer destino de uno de estos viajes exprés fue Mallorca, para cumplir el deseo de doña Sofía (83) de volver a ver el palacio de Marivent lleno de vida y alegría. Una cita muy especial, ya que, por primera vez en mucho tiempo, la ex duquesa de Palma coincidió allí con don Felipe (54), con el que poco a poco va limando asperezas.

Aunque los hermanos ya se habían visto en Madrid, Cristina no pisaba la residencia veraniega de Mallorca desde hacía casi una década, y seguro que estar allí juntos de nuevo les traería muy buenos recuerdos

Con ellos estuvieron . Froilán (24), Victoria Federica (21), Pablo (21) y Miguel Urdangarin (20), pero hubo notables bajas, como la de la reina Letizia (49) y sus hijas, Leonor (16) y Sofía (15), o la de don Juan Carlos (84).

EN BUENA COMPAÑÍA

Seguro que a doña Cristina le hubiese encantado ver allí también a su padre, pero ante la imposibilidad de este reencuentro no dudo en poner rumbo días después a Abu Dabi, lo hizo acompañada de algunos de sus hijos, pero no de la infanta Elena (58), como se esperaba, puesto que la primogénita de los reyes eméritos acababa de regresar de allí.

Y es que, aunque en abril viajaron juntas, las hermanas prefieren turnarse para visitar a don Juan Carlos y así hacerle más llevadera su estancia fuera de España. De hecho, el Viaje de la ex duquesa de Palma coincidió con el segundo aniversario de la salida del soberano del país, una fecha triste que seguro se le hizo menos cuesta arriba en compañía de su hija y` sus nietos.

  Vuelta al cole para los Grimaldi

Pero el calor de los Emirates Árabes no lo hace un destino muy atractivo, de ahí que la infanta no se quedase mucho allí. Tras este viaje, Cristina recalaría ,algunos días, en Soto grande (Cádiz), en casa de una buena amiga, donde suele alojarse de vez en cuando, para luego poner rumbo a Bidart, la localidad francesa donde ha veraneado en las últimas décadas junto con su familia política.

Allí se ha podido ver recientemente al propio Iñaki disfrutando de divertidas jornadas de playa con algunos de sus hijos, pero no se espera que el todavía matrimonio coincida. Es más; está todo cuadrado para que se vaya uno y llegue el otro, ha asegurado una fuente cercana a la familia, a ‘El Español’.

Y es que, aunque en los últimos meses se ha rebajado notablemente la tensión entre ambos, todavía es pronto para que la relación sea distendida entre ellos. «No se llaman ni son amigos, pero hay más fluidez», asegura la citada fuente. Así las cosas, la infanta aprovechará el viaje de Iñaki a Estados Unidos para asistir a la boda de su sobrino para pasar «dos o tres días» en Bidart, donde su intención es «ver a amigos y a Claire, la madre de Iñaki, con la que se lleva estupendamente», afirman quienes la conocen.

Suegra y nuera siempre han tenido una relación muy estrecha que no se ha roto con la disolución del matrimonio. Es más, todos los Urdangarin se volcaron con Cristina tras el escándalo de las fotos de Iñaki con Ainhoa, conscientes de lo duro que tuvo que ser para ella ver a su marido con otra mujer después de haberlo dejado todo por él.

Pero, gracias al apoyo de sus seres queridos, de la ayuda psicológica que ha recibido y de su fuerza de voluntad, la ex duquesa de Palma está mucho mejor y su recuperado optimismo se refleja en su aspecto. A sus 57 años, este verano, la hermana del rey luce su nueva figura, ya que ha perdido peso y no solo por los disgustos, sino porque se ha apuntado al gimnasio y va tres veces por semana.

Además, tal y como ha quedado patente en los últimos actos a los que ha acudido, ahora apuesta por una ropa más juvenil y favorecedora, ha cambiado ligeramente su corte de pelo y se ha quitado la característica verruga de su rostro. Eso si, aunque todos estos cambios demuestran que ha pasado página, todavía hay un detalle de su ‘look’ que permanece intacto y que la une a Iñaki: su alianza de casada.

  La princesa heredera Victoria de Suecia asistió a un concierto conmemorativo en la iglesia de Riddarholmen

En su momento, ya se comentó que el hecho de que no se la haya quitado está relacionado con sus creencias religiosas y, sin noticias relacionadas con un avance en los trámites del divorcio, parece que el anillo todavía permaneceré un tiempo en su dedo. Eso si, no hay nada que una más a la expareja que sus hijos, que son los que han mediado para que la tensión entre sus padres se vaya rebajando y puedan mantener un contacto más o menos cordial, aunque aquellas imágenes de sus veranos idílicos no volverán a repetirse y es probable que de aquí en adelante solo los veamos juntos en contadas ocasiones y siempre en temas relacionados con sus vástagos, como cuando el pasado mes de octubre asistieron a un partido de balonmano de Pablo Nicolás.

la infanta cristina de borbon 615x1024 - El primer verano de soltera de Cristina de Borbón

EN LA CUERDA FLOJA

Y, mientras Cristina hace frente a su primer verano como una mujer separada, Iñaki, en cambio, lo hará acompañado de Ainhoa, a pesar de que su relación no atraviesa su mejor momento. En junio, la pareja experimentó un «claro distanciamiento», según contaron personas de su entorno, que confirmaron que hacía «meses» que no se los veía juntos por Vitoria.

Es más, ambos comenzaron sus vacaciones por separado, cada uno atendiendo a sus responsabilidades familiares, y ni siquiera se ha materializado su sueño de irse a vivir juntos al piso que alquilaron. Sin embargo, parece que siguen dispuestos a luchar por su amor y quizá para superar este bache tengan previsto hacer un viaje.

UNA RELACIÓN CON LA REINA LETIZIA QUE SIGUE SIN SER CORDIAL

La decisión de doña Cristina de separarse de Urdangarin no fue nada fácil para ella, pero este paso le sirve para recuperar la relación con gran parte de su familia que le había dado la espalda tras el escándalo del caso Noos. Ese ha sido el caso, por ejemplo, de don Felipe y, según se habla dicho, también de doña Letizia. Sin embargo, el hecho de que la reina y la infanta hayan preferido no coincidir este verano en Mallorca hace sospechar que la relación entre las cuñadas sigue sin ser del todo fluida.

heidy romero ro - El primer verano de soltera de Cristina de Borbón

Comentarista de todo esto de la prensa del corazón, llamémosle prensa rosa. Adicta al famoseo habitual de los programas de telerrealidad.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: