El lado oscuro de Veronica Forqué

PIDEN SU EXPULSIÓN DE MASTERCHEF

Aunque en los primeros programas sorprendió por su espontánea personalidad, sus salidas de tono con sus compañeros y su retahíla de errores en los fogones ahora están cansando a la audiencia, que se pregunta por qué sigue en el concurso.

No se equivocaban los que pensaron que el nombre de Veronica Forqué (65) daría mucho que hablar en ‘MasterChef Celebrity’. Lo que quizá muchos no imaginaron es que lo haría para mal, como está sucediendo desde el inicio del programa.

Y es que, a pesar de que después de cinco décadas de trabajo la actriz había conseguido ganarse el cariño del público por su tierna forma de hablar y su carácter despistado, en el concurso está ofreciendo una imagen mucho más cuestionable y menos amable.

Los que, sin duda, más lo estén sufriendo son sus compañeros, a los que se dirige con una llamativa dureza, llegando incluso a gritarles sin compasión, sobre todo cuando le ha tocado ser capitana. «Cállate», «lo has hecho fatal», «a mí no me das lecciones» o «haces lo que yo te digo o te callas» son algunas de las perlas que la que fuera ‘chica Almodóvar’ ha dedicado a David Bustamante (39), Arkano (27), Terelu Campos (56), Eduardo Navarrete (27) o Belén López (51), quien se ha convertido en su última víctima. «¿Te crees que soy imbécil? Soy más vieja que tú», le llegó a espetar sin miramientos.

CAÓTICA EN LAS COCINAS

Y si bien la mayoría de los concursantes llevan casi con resignación estas salidas de tono, la audiencia no oculta su hartazgo hacia la Forqué, a la que critican no solo sus malos modos, sino también su labor entre fogones, que califican de caótica, ya que ha llegado a tirar utensilios y cocinados a la basura.

«Si fuera cualquier otro famoso o cualquier anónimo, la hubieran expulsado en el primer programa», escribía un espectador en Twitter. En la misma línea se muestra gran parte de la audiencia, que pide su expulsión por su actitud, que sobrepasa la mala educación». Otros creen que sigue en el programa porque «da juego», aunque tildan de “preocupante que el ente «permita estas faltas de respeto».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *