El fin de Rocío Carrasco: La audiencia dicta sentencia

El hundimiento de la audiencia en la emisión de los capítulos 3 y 4 en abierto de la docuserie “En el nombre de Rocío” lleva a Tele 5 a valores mínimos en el primetime, con un cómputo total de espectadores que apenas superó el millón de espectadores.

Medíaset emitía en abierto la docuserie ‘En el nombre de Rocío’ después de haberlo hecho en su canal de pago, y el público ha determinado que y está muy cansado de las mentiras y el mundo mágico inventado de la hija mayor de “la Jurado”.

Rociíto ya no tiene ningún tirón mediático y ya no interesa su historia.

En el nombre de Rocío (de 21:55 a 02:04h) apenas obtuvo un 11.8% de cuota y 1.012.000 espectadores, quedándose por debajo de la media en el día de Telecinco (12%), en la línea del Deluxe del pasado viernes (11.8% y 867.000), que incluyó la emisión del segundo capítulo, pero muy alejado del estreno del 0 y 1 en junio en dicho programa.

Y por supuesto, también muy por debajo de las cifras que cosechó hace un año, “Rocío: contar la verdad para seguir viva“,

Se ha cumplido ya un año y medio desde que un huracán llamado Rocío Carrasco (45) irrumpió en Medíaset, la cadena que eligió para romper su silencio de dos décadas. Harta de ser señalada siempre como la ‘mala‘, decidió dar un paso al frente y explicar las vivencias que la han llevado a no tener trato ni con sus hijos ni con la familia Mohedano.

‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’ fue todo un éxito de audiencias y genero un debate social nunca visto hasta el momento, con posiciones encarnizadas, agrios enfrentamientos en los platos, declaraciones políticas y una marea de apoyo feminista hacia su historia, sin olvidar a las voces más criticas que sostenían que la Televisión no era el foro para debatir los presuntos malos tratos que declaró haber sufrido por parte de su ex, Antonio David Flores (46).

Su relato arrancó con casi cuatro millones de espectadores y dejo una medía por encima de los dos millones. Unos datos estratosféricos que probablemente están detrás de la decisión de Medíaset de emitir su nuevo documental, ‘En el nombre de Rocío’, en abierto después de haberlo hecho, previo pago, en su plataforma digital durante todo este verano.

¿VENGANZA EN FRÍO?

En esta ocasión, su ex y sus hijos, Rocío (25) y David (23), no son los protagonistas, sino la familia de Rocío Jurado, a la que califica como ‘mediática’, además del viudo de su madre, José Ortega Cano (68), y sus hermanos, Gloria Camila (26) y José Fernando (29). Paso por paso y a lo largo de 15 capítulos, explica qué es lo que la ha llevado a no tener relación con ninguno de ellos, desvelando detalles inéditos hasta el momento.

Podría pensarse que este documental forma parte de una venganza por entregas, pero es su manera de defenderse de todo lo que se ha contado durante 20 años, bien por los periodistas o por los interesados. Y si con su anterior trabajo documental la mujer de Fidel Albiac (49) aseguró que se había quitado un gran peso de encima, a juzgar por todo lo que ha contado, ahora va a sentirse mucho más ligera, porque se despacha a gusto y cierra por completo la puerta a cualquier reconciliación con todos ellos.

  Rocío Carrasco a punto de perder todo lo ganado

NO MEJORO SU IMAGEN

Rocío se ha desnudado en cuerpo y alma, pero esto también tiene un precio y no es otro que el escrutinio público. Con este nuevo testimonio vuelve a estar en manos de la audiencia, como ya sucedió en marzo del año pasado. Pero, en ese momento, que decidiera hablar, sorprendió tanto que se la acogió con cautela, y si bien es cierto que en las redes los telespectadores se posicionaron a favor o en contra, creyendo o no lo que contó, si dejo una sensación generalizada de culpabilidad por haber sido juzgado con excesiva dureza sin haber escuchado su historia.

Esto, unido a su relato desgarrador, hizo remover muchas conciencias. Pero su tirón se fue diluyendo con el paso de los meses. Su fichaje por ‘Sálvame’ paso sin pena ni gloria y ‘Regreso a Montealto’, la recreación que hicieron de la casa de la Jurado, tampoco tuvo la acogida que se esperaba. De hecho, su imagen pública, según la consultoría Personality Medía, apenas mejoro, situándose en un 4, sin ni siquiera llegar al aprobado.

Por eso, su nuevo documental es una apuesta más que arriesgada porque determinará si sigue suscitando el interés del público y si su credibilidad se ha visto afectada, lo que marcará su futuro televisivo, siendo este el único medio en el que ha trabajado y en el que tiene amplia experiencia. Lo cierto es que su testimonio en ‘En el nombre de Rocío’ no ha dejado indiferente a los que ya lo han visto, pues ha mostrado en ocasiones, según han señalado las redes, excesiva dureza contra su familia, a la que ha llegado a calificar como «jauría», acusándolos de haber vivido siempre a costa de su madre, incluso en sus peores momentos.

En el repaso que hace desde la muerte de su padre, Pedro Carrasco, hasta la actualidad, los que salen peor parados son los hermanos de Rocío Jurado, Gloria (72) y Amador (68), a los que se enfrentó en la lectura del testamento de su madre en la notaria. Esta es la opinión que tiene de su tía, a la que califica como «rara y extraña»:

«No ha hecho absolutamente nada. Esa es Gloria Mohedano, la que no sabe hacer la ‘o’ con un canuto ni dentro ni fuera de casa». Para Rocío, su tía se trasladó a la finca Yerbabuena cuando falleció su madre para seguir «chupando del bote» y no para cuidar a sus hermanos, Gloria y Fernando, que eran unos niños.

No es mejor la visión que tiene sobre su tío Amador, al que no perdona que no la creyera cuando le llamó llorando para contarle el incidente vivido con Ro y que motivo la salida de la joven de la casa familiar. «Luego lo veo en una Televisión diciendo que eran lágrimas de cocodrilo. Que le llamé para contarle una milonga de la niña. Tú no tienes vergüenza ni sangre. Eres un p… desagradecido porque todo lo que tienes en la Vida, el 90%, lleva el ‘nombre de Rocío Jurado, Porque tu tampoco sabes hacer la ‘o’ con un canuto», sentencia con crudeza.

Cada detalle que da Rocío de sus tíos es más crudo, relatando así que todos pedían dinero a la Jurado estando ingresada en Houston para tratarse del cáncer que finalmente acabó con su vida. «Los viajes de mis tíos los paga ella y los de Fidel los pagamos nosotros […]. Mi madre tenía dinero en el hospital, mandaba sacar dinero y allí se ponía a repartir el dinero a unos y a otros. Todos intentaban sumar puntos, agradar más, pero al mismo tiempo pidiendo dinero para gasolina, para comida…», explica, acusando también a su tío de ser la persona que filtraba la información a los medios sobre el estado de salud de la cantante y de ser el confidente de Antonio David Flores, tildándole de «poco leal» y «sinvergüenza» por aliarse con el hombre que le ha hecho vivir un infierno.

  Tamara Falcó: Sola estoy fenomenal

LLAMADA DE AUXILIO

Tampoco sale mejor parado José Ortega Cano, al que acusa de no estar a la altura durante el ingreso de la Jurado en Houston, ya que se mostraba «ausente» y se «dormía» en cualquier rincón del hospital. «Creo que había una mezcla de dolor y mala conciencia. Pero no es verdad que él empiece a tener el problema que tiene a raíz de la muerte de mi madre, simplemente se agrava. Lo tiene desde mucho antes», asegura, refiriéndose de forma solapada a su consumo de alcohol.

Muy desagradable es también el encontronazo que asegura que tuvo con Ortega tras afearle su actitud, algo que motivo esta respuesta del diestro: estás matando a tu madre». Rocío afirma que la cantante «sufrió mucho» durante el matrimonio porque el diestro «hacía cosas que no debía», que a su lado se «hacía muy pequeña», que quiso divorciarse de él y que hasta le confesó que José reprochaba su edad, ya que era nueve años mayor.

La artista intentó tener hijos a su lado y, al no poder quedarse embarazada, decidieron adoptar para cumplir el sueño del diestro de ser padre, una faceta que, según la Carrasco, su madre ya tenía cubierta. Así llegaron a sus vidas Gloria Camila y José Fernando, a los que asegura querer, pero con los que tampoco tiene relación. Según relata, las adolescencias de su hija y de su hermana coincidieron de hecho, ahora son grandes amigas y confidentes y, después del triste incidente con su hija, Ortega Cano se puso en contacto con ella.

«Era una llamada de auxilio, de ‘échame una mano’ porque Gloria estaba teniendo una adolescencia complicada», ha recordado. Fue entonces cuando habló con su hermana para intentar reconducirla, y la respuesta de Gloria fue muy positiva y acepto de buena gana el consejo de Rocío. Pero la reacción del diestro no fue la esperada. «José me llama y empieza a decirme que quién me creo yo, que quién soy yo para decirle a su hija como se tiene que comportar, que yo no soy su madre. Todo eso me descoloco y en ese momento se me inundó la cabeza de lo que había vivido unos meses antes (refiriéndose a la discusión con su hija).

Me desbordé y me quité de en medio», ha desvelado, contando que este incidente agravó aún más su estado mental. Estas son solo algunas pinceladas de su historia, que están detrás de la decisión de cortar con toda su familia, con la que no quiere volver a tener contacto. Tampoco con su hermana y en su caso, como en el resto, el hecho de que tenga contacto con Antonio David Flores es lo que la ‘condena’.

«No quiero que ni ellos pertenezcan a mi vida ni yo pertenecer a la de ellos. Quiero que me dejen en paz», afirma. Algo que, tras sus incendiarias declaraciones, parece complicado de conseguir porque a buen seguro responderán a sus acusaciones.

idoia acosta - El fin de Rocío Carrasco: La audiencia dicta sentencia

Periodista y comentarista en esto del ‘salseo’ y el mundo del corazón.
Paseando disfrazada de gata curiosa entres famosos y famosetes.

Deja un comentario